Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

20 de julio de 2015

El ABC de la Guerra Económica contra Venezuela




Por Pedro Grima Gallardo

El 16 de marzo del año 2014, un video que se titulaba “Empresario en guarimba” circuló por las redes sociales (ver https://youtu.be/1iy8llOVxP4). Una voz, que se autodefinía como representante de 30mil empresarios, industriales y comerciantes venezolanos, hacía un llamado al derrocamiento “…de este ilegítimo gobierno”, a “…no consumir bienes y servicios, no ir al cine, restaurantes o playas, no comprar ropa; en fin, nada que genere impuestos”, y finalmente, solicitaban a todos los empresarios, industriales y comerciantes venezolanos a “…no reponer inventarios”. Este llamado, en especial a lo referente a no reponer inventarios, ya había sido implementado por las transnacionales (Procter&Gamble, Nestle, L’Oreal, Renault y muchas otras) quienes conformaban la componente internacional de la guerra económica que ya había sido decretada desde Estados Unidos. El objetivo, tal como fue claramente expresado en el video, era el derrocamiento del gobierno democráticamente elegido por el Pueblo, a través de la ruina económica de la nación. Venezuela tiene dos fuentes primordiales de ingresos: la exportación de petróleo que genera las divisas necesarias para las importaciones y el cobro de impuestos que representa cerca del 70% del presupuesto anual. En este concierto internacional (baja en los precios del petróleo) y nacional (evasión masiva de impuestos) se atacaba a muerte ambas fuentes. Paralelamente, por si acaso esto no fuera suficiente, un plan articulado por las agencias de inteligencia y la burguesía nacional, tomaba militarmente las calles de las principales ciudades con las guarimbas preparando el camino a la posibilidad de un golpe militar que se estaba gestando con algunos integrantes de la aviación militar. Se pintaron en el asfalto de las calles grandes letreros en letras blancas que guiarían a los aviones encargados de bombardear objetivos (muchos de ellos civiles) previamente designados; la planimetría de las ciudades fue cuidadosamente estudiada eligiendo los lugares donde se levantarían las principales barricadas; y se alojaron en las cercanías paramilitares y francotiradores que las defenderían. Un par de meses antes de la acción, grupos de estudiantes fueron adiestrados en primeros auxilios, conserjes y juntas de condominio fueron contactados, los apartamentos en donde funcionarían pequeños hospitales de campaña y donde se alojarían los paramilitares fueron designados. Toda esa organización hubiese sido imposible sin el financiamiento y la asesoría de agencias de inteligencia extranjeras.
Durante 70 días las guarimbas mantuvieron en jaque al gobierno nacional. Después que el plan del golpe militar fue develado y desmontado, las guarimbas se disolvieron en un par de semanas. A partir de ese momento, se dio la orden de arreciar la guerra económica a todos los niveles para acabar de una vez por todas con los inventarios y provocar una hiperinflación. En este último año, empresarios, industriales y comerciantes han aumentado indiscriminadamente los precios en más de un 1000%. Han desaparecido del mercado los productos, incluso los subsidiados por el gobierno, llevándoselos en oleadas de bachaqueo, fuera del país. Existe una amenaza cierta de paralizar el parque automotor por la ausencia de repuestos, cauchos y baterías.
No se sabe cómo irá a terminar esta Guerra Económica, las encuestas dicen que la mayoría de la población desea que el Gobierno pueda contrarrestar esta ofensiva y lograr que las aguas regresen a su cauce. Los ciudadanos comunes que compartimos ese deseo podemos humildemente poner nuestro grano de arena a través de pequeñas acciones que multiplicadas pueden representar un importante aporte:
1.      Siempre que puedas paga con tarjeta, crédito o débito, por muy pequeña que sea la cantidad. Eso obliga a que la venta quede registrada y el comerciante esté obligado a reportar el IVA.
2.      No compres en comercios en donde no tengan punto de venta.
3.      No les compres a los bachaqueros salvo en casos de absoluta necesidad.
4.      Actívate en tu Consejo Comunal y exige tu participación en las ventas programadas en los Supermercados Bicentenario, Mercal y PDVAL.
5.      Organízate en tu barrio para que los productos regulados les lleguen a todos.
6.      Denuncia al Cuerpo de Inspectores de la Presidencia de la República cualquier acaparamiento, depósito clandestino, movimiento de camiones o cualquier otra anormalidad que observes.
Recordemos que durante las grandes y difíciles batallas, en los corazones pusilánimes comienza a aparecer el deseo de rendirse creyendo que obtendrán clemencia ¡Qué equivocados están! El valor genera admiración mientras que la cobardía genera desprecio y mayor crueldad en el enemigo. Si nos rendimos ahora nos pisotearán, si luchamos hasta el final, no importando el sacrificio, alcanzaremos la victoria. ¡Animo camaradas!

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG