Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

11 de agosto de 2015

Litera dura

http://frontinoso2.blogspot.com/p/blog-page.html
 

V
No le sucedía desde el tercer día como aprendiz, pero de repente una puntada mal dada a una suela tiesa, y la lezna que acababa de pasar por la piedra de amolar resbaló hasta el dedo índice de la zurda y paró en el mismísimo hueso.  La putada retumbó en la calle real y en la de atrás, del matadero al calvario, terminando de despertar a las señoritas que se levantaban tarde.  Pronto, todo volvió a la calma, y el dedo puyado fue ennegrecido por una capa protectora de chimó.  Decidió entonces Paulus tomarse la mañana y desandar vida.
Recordó las visitas de un maletero reinoso que no sólo vendía cortes, sino que traía por encargo esmitenweson treinta y ocho y cols cuarenta y cinco y, para contento de muchos, libros de Vargas Vila.  Revólveres no le interesaban, que eso era más del gusto de otros Pelayo, pero sí le compró un ejemplar de Ibis, que guardaba en la gaveta de la cera, las agujas, el hilo Santander, dedales y unas cuantas vainas más.  Haló el cajón y sacó el libro de la culebra con cara de mujer o la mujer con cuerpo de culebra, pero antes de abrirlo y pensar que la MUD se parecía a la santa madrastra iglesia y decidiera dedicarle el escrito cuyo inicio trascribo más abajo, recordó una cháchara con el reinoso sobre literadura.
Es que usté, Paulus, es un trovador ingenuo, y no se ofenda con la palabreja porque se la podemos cambiar por naif, que es la que está de moda en las europas… un poet-naif, le dijo con esa cadencia paisa que para nada desentonaba con el yegüinero clásico.  Y el recuerdo de Paulus se fue por allí, antes y después de esa conversa.

Estábamos tan tranquilos
Con Chávez de presidente
Cuando un golpe de Estado
Vino a despertar a la gente
Fracasada la asonada
Los carajos reincidieron
Varios meses miserables
Con la huelga nos metieron
Ese fue el vientre podrido
De donde la MUD salió
Mañosa y vende patria
Como la que la parió
Si su cerebro esculcamos
Nos dan ganas de llorar
Materia gris ni un poquito
Más parece un albañal
En los partidos que integran
La MUD que estamos sufriendo
Hay machorras y señoritos
Como diablos en infierno
Tienen un jefe supremo
Que los arrea y solivianta
Contra la Patria de todos
Y las banderas que levanta
Culpable de cuanto abuso
Se cometa en este mundo
Sobre todo en las Américas
Es ese maldito jurungo
Se le sienta en las rodillas
La MUD sin disimular
Para que tío Sam la deje
Como piedra de amolar
Pobre petróleo señores
Pobre oro, pobre hierro
Si por un minuto vuelven
A gobernar esos perros
Si por un acaso sufren
Prisiones por sus delitos
Con algarabía mediática
Les dicen presos políticos
Cuando la guerra de guarimbas
Mataron a mucho inocente
Y con la cara bien lavada
Se siguen llamando gente
Son muchos los personajes
Que desde la MUD proponen
Que nos rindamos en masa
Y nos bajemos los calzones
Cuidado patinquicitos
De azuzar el avispero
Que al pueblo paciente y sabio
Puede entrarle un desespero
Y en ese entonces señores
No habrá embajada o iglesia
Y la burguesía saldrá
Con las tablas en la cabeza
Y esa clase media bruta
Que se le pega a las faldas
Creyendo que lamer botas
Es garantía de igualarla
 

 
IV
En su taller de zapatería, Paulus siempre tenía disponible un cuaderno Táchira de a locha y un lápiz mongol atado a un clavo.  Le servían para anotar la distancia entre la uña mugrosa del dedo gordo y el talón calloso de los clientes que le encargaban zapatos, el debe y haber del juego diario de dados, y también las solicitudes de versos.  Cuando iniciaba la jornada consultaba el cuaderno y privilegiaba los compromisos de versos a los de zapatos, como hizo cuando le solicitaron que contara los detalles de la expulsión del oso Mendoza del polo Norte, que resolvió así.
 
Paseándose el oso estaba
De cerveza medio peo
Cuando vio en un recodo
A Rodolfo en el trineo
Era diciembre señores
y para los que creen en Santa
llevaba juguetes costosos
que pa´los pobres no alcanza
Cuando vio que el trineo estaba
De tecnología hasta el ojo
Dijo el oso muy orondo
Una tablet yo me cojo
Distrajo al reno baboso
Con cuenticos de camino
Metió mano en la carga
Y un ifone se le vino
En eso llegaba Santa
Que se acercó sigiloso
y con botas de puntera
le partió el culo al oso
Mendoza demandó a Santa
Por daños y por perjuicios
Pero perdió el pleito señores
Porque el oso era un pillo
Eso fue antes amigos
De que el oso se metiera
De lleno a la pedofilia
y a violador de cualquiera
Con repugnancia fue echado
Del polo y alrededores
Mendoza lo mudó al trópico
Y no a repartir flores
Se lo entregó a la CIA
Para que fuera adiestrado
En saboteo y en guarimbas
Y en guerra contra el Estado
La historia del oso es larga
Y cuando quieran volvemos
A radiografiar a Mendoza
Repartidor de venenos
III
En los períodos de ocio, cuando contaba con suficiente inventario de alpargatas catalanas y no tenía encargo de zapatos ni versos, Paulus Calceolarius podía dedicarse a actividades que le agriaban menos, como explorar callejones de los afluentes del Escalante, en busca de resbaladeros de lapa, cuevas de idem ocupadas por cachicamos invasores, cachimbos en reposo y ánimas en pena, pero si encontraba un pescado, no lo pelaba.  Y para esos rastreos de recreo solía llevar un par de medias jarra de Andes, cerveza empeñada en impedir que águilas y osos invadieran el Táchira.  Las dejaba sumergidas donde el borbotón del agua hace pozo con remolinos, para asegurar la mejor temperatura, y al regreso removía las tapas corona con la navaja de capar y las escanciaba con regodeo.  ¡Nada como una Andes enfriada en arroyo!
No encuentro más antecedentes para explicar la santa arrechera que siempre le tuvo a los oligarcas temblad, despepitados aquí con esta enjundiosa composición consagrada a los Mendoza... a no ser que esté yo volando bajo y sencillamente deba atenerme a los tiempos en que vivimos. ¡Ay YEGÜINES y su río!
Agarre el águila por el pico
Y al oso por los cojones
Para que veas a los Mendoza
Cagándose en los calzones
Ay Lorenzo no te metas
Con la limosna del santo
A no ser que quieras que el pueblo
Te mande p´al camposanto
Tu harina es bagazo fofo
Me la paso por las criadillas
Porque del maíz ya has sacado
Aceites y vitaminas
Las arepas de tu madre
Seguro eran de maíz sano
Pero las tuyas Mendoza
Son de mierda de marrano
De tus sucias marramuncias
El pueblo está hasta las bolas
Y por las buenas te pide
Vayas dejando la joda
En la Guerra Federal
Colgaron a los oligarcas
Si no quieres reeditarla
No te pases de maraca
Tu familia como todas
las que llaman los mantuanos
Es maquina de exprimir
Sudor de venezolanos
Para burlarse del pueblo
Ese que estás esquilmando
Le pusiste a tu cerveza
Logo de oso defecando
Tu oso no es animal noble
Ni tampoco cariñoso
Que del polo lo botaron
Por tracalero y mañoso
Leones marinos y focas
Trajeron del polo razón
Que a tu oso lo sacaron
por pedófilo y violador
En tu haber del cementerio
Tienes mil muertos decentes
De risa murieron todos
Al pretender ser presidente
Te renovaste la cara
con lifting, estirones y plancha
Buscaste una agencia gringa
Y ni te dieron revancha
Los políticos de tu pozo
Son lagartos sin conciencia
Si no quieres verles los dientes
No les plantees competencia
Píchales plata de a mucho
Para que bien te defiendan
Pero no te pases de vivo
Queriendo cogerse la hacienda
Me voy mendocita toche
Pero cuando quiera vuelvo
A hurgarte ese hueco inmenso
Que tienes en el cerebro

II













En la oportunidad de sufrir uno de los frecuentes y espantosos ratones brincones, Paulus Calceolarius se dejó convencer por la zalamería de un peregrino de la Cruz Verde, quien le recomendó fichar en el parnaso ulandino.  Aperó su mula rucia, empolleró sus obras completas, y se aprovisionó de todo, pues casi veinte leguas le separaban de la gloria.  Al arribo, aún hediondo a camino, dialogó con Hernandus Cucutensis, un cimero maese de los rapsodas y escaldos agremiados, quien lo vivificó con sentencias como esta: “En la bolita del mundo hay como tres o cuatro poetas famosos, pero en nuestro parnaso somos unos doscientos; así que, bienvenido, doscientos uno”.  Sin embargo, Paulus no aprobó el examen de admisión y ni siquiera pudo llenar la planilla del CDCHT, y escarnecido debió a abandonar la ciudad de los caballeros, en cuya salida sacudió sus alpargatas de cualquier polvo emeritense, en señal de renuncia eterna a las glorias de la academia.  Algo parecido le había acaecido en Pamplona, pero esa es otra historia, porque allí, más que parnaso, lo que existía era una cofradía impenetrable.
Hernando T (in memoriam)

Este hecho marcó la vida literaria del Neruda de YEGÜINES, quien dejó de creer en rimas y leyendas, y en todos los pies, hasta en los quebrados, y desde entonces, sus plasmaciones sólo fueron descripción de las contradicciones a mano en ese YEGÜINES excesivo, anárquicas y profundas, salidas a borbotones como agua del Escalante, frágiles (no aguantan ni cinco segundos de crítica), cuya apreciación depende de la buena voluntad de lectores y amigos (casi siempre los mismos), que generalmente se hacen los locos, sonríen pa´dentro y brindan con lavagallos.  A esa calaña de versos pertenece la perorata que transcribimos con aproximación, porque su recomposición fue harto difícil, pues en un descuido del bardo, el bobo Elías convirtió el papel escrito en confeti y hube de rearmarlo (¡Ay de YEGÜINES y sus orates!)
Amanezco, miro y veo
Pasar al bobo de la yuca
Con la cantilena en boca
Y en la mano un par de cucas
Va derechito p´al ciber
A meterse a navegar
Porque el saldo se acabó
Y lo tienen sin cobrar
Tiene el gran compromiso
De insultar con gran porfía
Al gobierno de Maduro
Y al chavismo día a día
No tiene donde caer muerto
Y ha pasado hambre sin rienda
A pesar de trabajar duro
Pa´l rico dueño de la hacienda
Por la Robinson pasó
También por el Barrio Adentro
No hay misión ni beneficio
De la que no quiera ser centro
En las colas de Mercal,
De supermercados y abastos
Lo vemos con gran sonrisa
Sin reparar en los gastos
Es adicto al bachaqueo
No se sabe quién financia
Si su sueldito no es bueno
Ni pa´jartar comida rancia
En el altar de su rancho
De Capriles tiene estampa
Que con sus ojos puyúos
Cada noche lo espanta
También tiene a la Corina
A Ledezma y a Leopoldo
No se le ha hundido de vaina
Con tanto bacalao hediondo
Seguiremos con el cuento
Del mentado Juan Camejo
Pobre de solemnidad
Explotado y muy pendejo
Le cuida la hacienda al amo
Que explotó al bisabuelo
Al abuelo y a su padre
y explotará a hijos y nietos
Pobre de este atochado
Que entre cura y hacendado
Le enredaron el mensaje
Que trajo Chávez al pueblo
Ayudó globovisión
Marciel Granier y su putada
los curitas de la TAM
y hasta la burra sudada
Me despido pues de urgencia
debo ir al excusado
pa´guardarle a los escualídos
bacinilladas de miaos


I


Allá en YEGÜINES, Paulus Calceolarius, versificador y filósofo de orillas del Escalante, y orador consuetudinario del Ágora de la Piedra Gorda, tenía siempre una loa para situaciones especiales, comparto esta, declamada después de haberse metido una mordida de chimó de gancho:

En mis edades maduras
Todo lo he podido ver
Pero lo que nunca he entendido
Por falta de lucidez
Es pobre defendiendo a rico
Pendejo elogiando a burgués
Si a este le preguntaran
Por el loador gratuito
Diría que es un baboso
Y que le falta un oficio
Que no necesita elogios
Pues todo lo puede comprar
A curas y a sacristanes
A escritores y políticos
Que en quien lo hace de gratis
Nunca se puede confiar
Por eso de andar sobando
El ego de los demás

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG