Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

1 de octubre de 2015

¿Existe el Socialismómetro? Por Pedro Grima Gallardo



Definitivamente sí. Existe una manera relativamente simple y efectiva de saber si estamos avanzando en la construcción del socialismo o no. Desde el punto de vista de la teoría marxista, el socialismo (etapa de transición al comunismo) comienza cuando la mayoría trabajadora, es decir, el Pueblo toma el poder político y económico (los medios de producción).
El 6 de diciembre del año 1998, las fuerzas revolucionarias nos hicimos del poder político pero el poder económico todavía estaba en manos de la burguesía (es decir, de la clase representante y defensora del capitalismo), clase social que usufructuaba la administración de la renta petrolera durante los últimos 100 años. Con la derrota del paro petrolero del 2002-2003, logramos tomar una buena porción del poder económico, ya que la venta del petróleo representa aproximadamente un 50% del PIB de Venezuela mientras que el otro 50% está representado por las actividades no petroleras, en orden de importancia: la manufactura, producción de servicios al Gobierno General, impuestos, servicios inmobiliarios, comercio y servicios de reparación, etc. (ver gráfica adjunta). Fue gracias a la toma de ese poder económico, que el Presidente Chávez pudo saldar una parte de la deuda social acumulada durante ese siglo de capitalismo burgués. Todas las misiones sociales fueron posibles gracias al superávit petrolero y la voluntad del Presidente Chávez.
Sin embargo, después de ese enorme avance en la transición de la transición, es decir, de la toma del poder económico para alcanzar el socialismo, no observamos nuevos avances, no al menos tan impresionantes, como lo fue la toma de PDVSA. Incluso, la toma de PDVSA no fue total, sino parcial. Muchos cuadros de la burguesía se quedaron “durmientes” a la espera de oportunidades de sabotear a la Revolución. Lo mismo sucedió con los sectores de electricidad y agua, comunicaciones, instituciones financieras, transporte y almacenamiento, que en conjunto componen una gran parte del PIB. El Presidente Chávez, con su gran intuición, tenía una visión de conjunto de lo que estaba pasando y creó las grandes redes de distribución y almacenamiento de alimentos: MERCAL, PDVAL, etc., gracias a las cuales la guerra económica de la burguesía pudo ser derrotada y el hambre no pudo instalarse en las clases más desposeídas del país. Eso hubiese causado una revuelta popular de impredecibles consecuencias.
Regresando al título del artículo, ¿cómo cuantificar nuestra transición socialista? ¿Cómo utilizar el socialismómetro? Sencillo. El PIB de Venezuela es la suma de los PIB de cada Estado venezolano. Nuestros gobernadores y alcaldes se afanan en la construcción de obras creyendo que con eso están contribuyendo a la construcción del socialismo. Esa es una falsa creencia. Su contribución a la construcción del socialismo se cuantifica por cuánta es la proporción de su contribución al PIB que ha pasado a manos del Pueblo. Es decir, cuántos medios de producción (y qué porcentaje del PIB representan) han pasado a manos de la mayoría, a manos del Pueblo. Eso es perfectamente cuantificable. Si hiciéramos esa medición podríamos saber dónde y en qué cantidad estamos construyendo el socialismo.  



 
Gráfica 1. Discriminación del PIB de Venezuela, año 2014.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG