Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

20 de diciembre de 2015

“Boquitas pintadas” de la Revolución Bolivariana

 
Esta tarde hablaba con una gran amiga de muchos años sobre los estereotipos que ha creado el chavismo mediante la proclamación de algunos principios y consignas, la mayoría, sin base ideológica real o intelectual, pero dentro de lo que sería la semiótica de la cultura son igualmente válidos y fascinantes como objetos de estudio. Revisábamos a las jóvenes feministas orgánicas, esas que creen en la Pacha Mama y en la llegada de Chávez como el ser que las liberó -en Venezuela- del yugo machista de la IV República; como si Chávez no encarnara la figura del patriarca indoeuropeo que, al igual que el dios Thor o Zeuz, les otorgó el rayo y el trueno para que se defendieran de un medio hostil que desde la Corte de los Borgia las venía jodiendo. Qué fácil proclamar en el discurso que se está una emancipada cuando sigue creyendo en el gran padre que nos provee hasta la ideología que debemos consumir: una dosis de leninismo del ortodoxo, una onza de guevarismo para no hablar de los estoicos porque esos venían de Europa, un poco de New Age aborigen que reivindique a la Madre Tierra y a todas aquellas festividades indígenas que cuando niñas nos negábamos a teatralizar y nos quedábamos en unos “chimi-chimitos” mal bailados; por supuesto que hay que reinventarse un léxico como “emancipación”, “neocolonialismo”, “eurocentrismo”, “imperio del falo”, “liberación”, “autenticidad”, y otros análogos.
Realmente, estas chicas parecen no haber leído a Simone de Beauvoir o a Salomé, al Marqués de Sade, a George Bataille o a Isadora Duncan, sin ir más lejos. Creen que con Rigoberta Menchú es suficiente porque “es nuestra” y todas la mencionadas “supra” son del Imperio europeo o estadounidense y de allí solo sale adoctrinamiento. Todas imitan en su vestimenta a Piedad Córdova a lo Frida Khalo y juran ser unas “femmes fatales” que reivindican la libertad sexual -muchas veces sin condón- en nombre del feminismo y del Comandante Chávez.
Sé que esta nota sonará dura pero no la escribo para complacer a nadie. Solo muestro un ápice de lo que mi mirada de cuarenta y tantos ve. Ya dijo un ex compañero una vez que por qué teníamos que estudiar a una cultura tan depravada como los griegos, habiendo tanta filosofía en América; otro más elocuente, me dijo que si había que hacer trampa para ganar estas elecciones parlamentarias y seguir manteniendo el “poder de las bases” (o algo así), entonces que había que hacer trampa porque finalmente las elecciones eran un mecanismo burgués en el que no se podía creer. A partir de allí, o tal vez un poco antes, empecé a ver las costuras de un discurso hueco, vencido, como el de esas feministas-chavistas que creen que su feminidad se la deben a un hombre como Hugo Chávez (alguien que para mí trascendía ese peo tan futil como la liberación femenina en estos tiempos). Entonces recordé al Ché, al verdadero, a ese que decía que si una revolución necesitaba la mentira para soportarse, entonces eso no era revolución (palabras más, palabras menos). Algo así como esas chicas que reivindican su condición de mujeres a través de la política, como la de “Boquitas pintadas” de Manuel Puig.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG