Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

22 de marzo de 2016

Cuando se queje del control cambiario piense en Argentina

90 días de "logros" económicos en Argentina que ningún medio nacional o extranjero resalta


Los economistas graduados en universidades como el IESA o la UCAB, los medios y agencias financieras más recalcitrantes como Financial Times o The Wall Street Journal y los diputados tecnócratas como José Guerra y Alfonso Maquina, responsabilizan al control cambiario de ser causa y efecto, principio y fin, de la compleja situación económica que vive Venezuela.
Hasta de las frustraciones existenciales y de las exageradas ambiciones insatisfechas de consumo de la buchona clase media venezolana es responsable el control cambiario.
Pero la compleja situación que vivimos no es peculiar de ningún país en especial, sino que es el resultado de un modelo de producción capitalista que se encuentra en un proceso de gran deterioro producto de sus propias contradicciones. Si no nos cree, cliquee aquí y se dará cuenta. No es una opinión de esta redacción, es una realidad imposible de esquivar.
Incluso Venezuela, en medio de esta tormenta global, ha demostrado con todo y la destrucción programada de componentes estratégicos de la economía (sistema de abastecimiento alimentario y de medicinas) a causa de la guerra contra el país, que está adelantada en muchos sentidos para aguantar los progresivos embates del colapso financiero mundial.
Países cercanos como Colombia, Perú, México o Chile, los "más desarrollados" de la región latinoamericana según los medios corporativos, demuestran todo lo contrario debido a que su estrecha relación con el mercado financiero internacional provoca una enorme situación de caos interno cada vez que Wall Street y los grandes bancos globales pegan la boca contra el piso.
Responsabilizar al control cambiario de "las crisis económicas", y en este caso específico de "la crisis" en Venezuela, omite por todo lo alto los negocios especulativos y el robo intensivo que las burguesías locales (en beneficio siempre de corporaciones y bancos globales) siempre han cometido sobre las poblaciones y los recursos energéticos de los países a través del saqueo de las reservas internacionales, aunque medios y presidentes hablen de "progreso", "desarrollo" y "democracia".
Los acumuladores de capital privado, sean empresas o bancos, nacionales o extranjeros, siempre querrán acumular más y más capital, es su fin existencial, su actividad económica, su razón de ser. No son "buenos" o "malos", no es un problema ideológico, es el diseño de la sociedad lo que impone esa lógica.
El control cambiario frena parcialmente este robo intensivo y evita la exacerbación de sus daños colaterales. No de gratis banqueros y empresarios venezolanos utilizan a sus diputados en la Asamblea Nacional para armar alborotos y plantear la "necesidad" de reformar leyes estratégicas del Estado en lo económico para volver a ese esquema de "libre cambio" donde ellos siempre serán los únicos ganadores.
Ningún medio resalta las "bendiciones", el "éxito" y los "logros" de la liberación cambiaria en Argentina
Se vende la idea de la desaparición del control cambiario como aquel escenario donde todos tendremos dólares para comprar baratijas y electrodomésticos por Amazon y donde todos podremos pasear por las calles de Madrid o París sin mayores preocupaciones. Pero si analizamos la situación en Argentina, que bajo la dirección de Mauricio Macri fue desmantelado el control de cambio, nos daremos cuenta que no es más que otra publicidad engañosa y que los empresarios, corporaciones y banqueros que tanto presionaron por su desaparición son los que están gozando la mejor parte.
Ningún medio nacional (La Patilla o El Nacional) o extranjero (ABC o The Washington Post) resalta las "bendiciones", el "éxito" y los "logros" de esa medida.

90 días de "logros económicos" que nadie comenta

  • En menos de 90 días 2 mil millones de dólares se han fugado de las reservas internacionales de Argentina. Es decir, 2 mil millones de dólares que banqueros y empresarios (los que acumulan grandes cantidades de capital en pesos) compraron para llevárselos al extranjero y no para "aumentar la oferta de empleo" y "elevar la producción nacional", que según los economistas sifrinos venezolanos es el supuesto fin último de la liberación del dólar. Póngase a creer.
  • Argentina recibió un préstamo de 5 mil millones de dólares de varios bancos internacionales (JP Morgan, HSBC, Deutsche Bank, Santander, BBVA, UBS y Citigroup) a 7% de tasa de intereses a pagar en un año. Ya 2 mil 500 millones de dólares de ese préstamo se han ido en estimular a los mismos banqueros y empresarios que fugaron los primeros 2 mil millones para que no presionen una devaluación (aún mayor) del peso argentino. Igual el peso se ha devaluado en un 60% y ha llegado a 16 pesos por cada dólar en el bello y hermoso libre mercado que coloca los servicios públicos y el precio de los alimentos por las nubes todos los días. Ahí es donde está el efecto más perverso de la liberación de dólar. Pero que todo sea en nombre del "progreso" y del "crecimiento económico".
  • Los ministros tecnócratas de Macri se soban las manos y plantean la emisión de bonos de deuda pública por el orden de los 15 mil millones de dólares, cuyo capital y elevados intereses que le pondrán los bancos internacionales serán pagados en los próximos meses y años por las mismas reservas internacionales que están dilapidando velozmente para financiar la fuga de capitales.
  • Pero no contento con esto, al frente de la Secretaria de Comercio pusieron a controlar los precios (y por ende la consecuencia de este cóctel de medidas) a Miguel Braun, sobrino del dueño de la cadena de supermercados La Anónima, uno de los principales especuladores y remarcadores de precios de la Argentina. Simbólicamente, el último nombramiento realizado por Braun fue el del ex Director de Legales de la cadena de supermercados Carrefour, José Ignacio García Hamilton.
Por favor, si consiguen fotografías de millones de argentinos celebrando la desaparición del control cambiario, adquiriendo productos como nunca antes por Amazon, viajando por Asia central y comprando toda la carne que Cristina Fernández les negó, producto del control cambiario, por favor envíelas. Aquí con gusto haremos una galería.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG