Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

4 de mayo de 2016

LA LEYENDA DE LA INDIA CARÚ Y LA CASCADA DE BAILADORES


Foto de Yobani A Sanchez.
Aquella mañana los corazones de los indios Bailadores saltaban de alegría. la princesa Carú hija del cacique Toquisai, iba a casarse con el hijo del cacique de los indios Mocoties, un joven muy apuesto y valiente guerrero. Ya se acercaba la Hora anhelada. Todo estaba listo y el alma de Carú palpitaba de nervios y canciones.
De pronto los centinelas que oteaban el horizonte desde los picachos mas altos, anunciarón alarma y peligro. Venia unos seres extraños que avanzaban quebrada los soles con sus pechos de hierro y montados en unas bestias enormes.
Los indios Bailadores se prepararon para el combate. Juan Rodriguez Xuàrez, también alisto a sus hombres. Fuego, hierro y caballos abrieron un torrente de sangre en el valor de los Bailadores que solo contaban con sus macanas y flechas. El monte se fue llenando de cadáveres.
El novio de Carú estaba entre los que encontraron la muerte en el combate. Un dolor insoportable rompió el alma de Carú. No podía ser verdad tanta desgracia. El Dios de la vida que montaba en la cumbre de la montaña, le devolvería a su amado, para recorrer junto a el ese largo camino de felicidad que había sido violentamente cortado.
Con una increíble fortaleza que brotaba de su amor, Carú cargó el cadáver cerro arriba. Llegaría con èl a la cumbre, donde moraba la divinidad, para rogarle que le devolviera la vida. Al tercer día, de jornada, le fallaron por completo las fuerzas. No pudo proseguir mas. Abrazada al cuerpo de su amado, comenzó a llorar, primero se durmió y luego quedo muerta.
El Dios de la montaña recogió sus lágrimas y las arrojo al espacio para que su pueblo y todos los que habitaran después estas tierras, conocieran y recordaran a Carú. Y desde entonces allí esta la bellisma cascada de Bailadores, lagrimas eternas de Carú, sollozos inagotables del corazón indígena.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG