Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

13 de mayo de 2016

Rentismo y centralismo: dos anacronismos Por Pedro Grima Gallardo



Anacronismo: nombre masculino
1.     Error que resulta de situar a una persona o cosa en un período de tiempo que no se corresponde con el que le es propio.
"es un anacronismo describir un encuentro entre Aristóteles y Arquímedes"
2.     Hecho o circunstancia actual que no es actual sino propia o característica de las costumbres del pasado.
"cazar con lanza hoy en día es un anacronismo"

Nuestro obsoleto modelo económico no es solo debido al rentismo petrolero sino también al centralismo caraqueño, dos anacronismos que se mantienen en el siglo XXI. Pareciera en ocasiones que el mantuanismo caraqueño de la Venezuela colonial persistiera todavía. Ciertamente, la Revolución detectó estos defectos y ha realizado intentos para superarlos que, sin embargo, siguen siendo tímidos. Si no fuera por la baja terrible de los precios petroleros, y si el petróleo se vendiera aun a 100$ el barril, no cabe duda que las acciones casi desesperadas que hoy se están tomando para diversificar la economía y las exportaciones, no se estuvieran poniendo en práctica. Seguiríamos dependiendo casi exclusivamente del petróleo para la obtención de divisas y ninguno de los “motores” que hoy se están enciendo habrían sido tomados en cuenta.
 Con respecto al centralismo caraqueño la situación es equivalente, apenas uno de los tantos ministerios (el de agricultura y cría) ha sido trasladado al interior. Yo me voy a permitir en este escrito a reclamar para el estado donde pertenezco, Mérida, dos ministerios: el de turismo y el de ciencia y tecnología. El Estado Mérida es uno de los pocos (quizás el único) de los estados de Venezuela que se ha dado a sí mismo una Ley de Ciencia y Tecnología, aprobada en el 2006 por el Consejo Legislativo pero por razones de falta de visión de nuestros gobernantes nunca ha sido aplicada. El Estado Mérida es el lugar ideal para crear una versión original del Silicon Valley estadounidense, la Tsukuba japonesa o el Grenoble francés. Un lugar donde se concentren los esfuerzos de la nuevas tecnologías que el país necesita: fotovoltaica, eólica, solar, nano, electrónica y espintrónica, por solo nombrar algunas con las cuales estoy familiarizado. Con respecto al turismo, nuestra única competencia sería el precioso Oriente venezolano, con sus magníficas playas y sabrosa gastronomía; aun así, Mérida compite por sus inigualables paisajes, su clima de montaña, el teleférico más alto y bello del mundo, su infraestructura ya instalada, su fácil acceso desde todos los estados centrales y occidentales, así como desde la hermana república de Colombia con quien tarde o temprano normalizaremos relaciones.
Aprovecho la oportunidad para repetir lo que una vez le expresé al Comandante Chávez cuando me pidió mi opinión sobre la LEU (Ley de Educación Universitaria): el Ministerio de Educación Universitaria es otro anacronismo derivado del desprecio de las clases altas (las únicas que tenían acceso a las universidades) hacia las clases medias y bajas. Esa es una realidad superada en una Venezuela que tiene más de 3 millones de estudiantes en sus universidades y cientos de miles de nuevos graduados gracias a la inclusión lograda gracias a las misiones. El Ministerio de Educación Universitaria debe desaparecer como tal y sus funciones y atribuciones absorbidas por el Ministerio de Educación. Y ojalá, sea creada una sola y única escala de salarios para todo el sector educacional. ¿O creen Ustedes que es justo que una maestra de preescolar deba trabajar al frente de veinte bebés, ocho horas diarias, cinco días a la semana, darles de comer y cambiarle los pañales, por la tercera parte del sueldo de un profesor titular de una universidad que apenas tiene 6 horas a la semana de presencia física ante sus alumnos? ¡Por favor!
         

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG