Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

31 de julio de 2016

Carta a mi nieto, que quiere irse del país

Querido nieto,
Anoche cuando apenas habíamos cruzado unas cuantas palabras de saludos y te pregunté por tus estudios me expresaste que tenías planes de irte del país, pues no aguantabas la actual situación que estabas viviendo y que aquí no veías futuro. Te pregunté que para donde pensabas podía irte mejor que en Venezuela y me respondiste que para Uruguay.
Recuerdas que yo no insistí en hacerte más preguntas sobre el tema y cortamos la conversación apenas iniciada. Teníamos más de un año sin vernos desde la última vez que estuve en la casa de tu mamá en Caracas. Son muy pocas las veces que te he visto, creo que no pasan de seis los encuentros, en los 20 años de edad que creo tienes.
Me desperté antes de la media noche para revisar internet y mis trabajos de investigación que todavía estoy realizando sobre las Motivaciones al Logro y las Revoluciones en Nuestra América y de pronto sentí la apremiante necesidad de escribirte esta carta mientras te tengo de huésped en mi hogar; la primera vez de nuestras vidas. Figúrate nada más lo que puede sentir un abuelo de 76 años de edad al que su nieto lo esté visitando por primera vez en su vida y que haya viajado desde Caracas a Mérida para hacerlo y que apenas han cruzado algunas palabras le confiese que se quiere ir del país y de la familia que lo engendro´ y lo vio nacer y crecer hasta ser el hombre que hoy es.
Te confieso nieto, que eso para mí fue demoledor, pues yo he venido sosteniendo que mi vida ha tenido sentido y se ha justificado , porque yo he sido actor y constructor activo del país que hoy tenemos los venezolanos y que mi trabajo, desde que adquirí conciencia social, ha sido la de dejar en herencia a mis hijos y nietos un país mejor del que me tocó vivir a mí. Y ahora resulta que hijos y nietos no sienten ningún respeto y amor por lo que yo estaba creyendo era lo mejor que habría podido dejarles. Siento que esa frase de "He arado en el mar" se quedó corta para expresar mis actuales sentimientos.
No vayas a creer nieto de mi sangre, que te estoy juzgando, criticando o no aprobando tus decisiones. Es tu vida, es tu momento y tienes todo el derecho de decidir lo que más crees que te conviene. Solamente quisiera pedirte que antes de irte a otras tierras hagas un pequeño inventario de cuanto conoces a tu país. ¿Cuánto de los 24 estados has visitado? ¿En cuántos tienes familiares y amigos?. ¿Se puede amar u odiar a lo que no se conoce?. Compara las condiciones económicas, sociales, políticas de cómo vive la mayoría de la población del país al cual te quieres ir, con las de tu país y revisa bien cómo viven y tratan a los emigrantes que a ese país llegan buscando trabajo y oportunidades.
Si después de haber hecho ese inventario, decides irte, mis mejores deseos porque te vaya bien y triunfes, pues tienes mis genes y sufriría si a ti fuera mal. La generación y clase social a la cual pertenezco nunca nos planteamos abandonar al país, pues siempre creímos que este era el país de las oportunidades y que quien no tenía éxito en Venezuela, no triunfaba en ninguna otro lugar, pues aquí han venido de todas partes del mundo a buscar y todos los que se han regresado lo han hecho con las manos llenas.
No te voy a negar que estamos pasando por uno de los peores momentos de nuestra historia patria, nuestros antepasados vivieron 20 años de duras y sangrientas guerras para lograr la independencia de la monarquía española. Guerra en la cual pereció más de la mitad de la población y muchísimos tuvieron que emigra a otras latitudes. Luego vivimos la Guerra Federal que duró 5 años de sangrientos combates entre las castas y clases sociales de la época y en la cual también perdimos miles de vida y ahora estamos viviendo la Tercera desde que Chávez llegó a la Presidencia y todavía no ha terminado. Ningún país de América Latina ha derramado tanta sangre como Venezuela en las luchas de sus pueblos por lograr los postulados de la Revolución Francesa de Igualdad, Libertad y Fraternidad.
Te confieso nieto mío, que siento profunda pena al saber que tú puedas pensar todo ese sacrificio hecho durante más de 200 años, por todas las generaciones que nos precedieron, no valió la pena y que la gesta libertaria, realizada por tener una Patria, de la cual pudiéramos sentirnos orgullosos, no tiene ningún valor para la generación a la cual tú perteneces. ¿Somos los abuelos los culpables o los responsables de ello?. Claro que tenemos nuestra parte, pero no actuábamos de mala fe, siempre creímos que estábamos estudiando y trabajando para un mejor futuro de nuestra patria y como veíamos que nuestra situación siempre iba mejor, a la que heredamos de nuestros padres, entonces pensábamos que íbamos por buen camino.
No dejo de reconocer que las creencia de sentirnos superiores, por tener a Dios agarrado por la chiva, al habernos heredado tantas riquezas y bellezas naturales, nos perjudicó y descuidamos lo más importante: haberles inculcado el amor por la tierra, por su historia, por su gente y por la familia a la que pertenecemos. Dejamos que Superman y Batman vencieran a Bolivar y a Miranda y que el conejo Busg de Disney, venciera a nuestro Tío Conejo. Preferimos el Niagara a nuestro Salto Auyentepuy. Vencimos al Imperio Español, pero no pudimos con el norteamericano. Pensé que esa era tarea de mis hijos y nietos, pero estoy a punto de pensar que tendremos que esperar 200 años más. Si mis herederos que tienen mejores herramientas, conocimientos y cualidades de las que yo tenía a sus edades, abandonan las herencias, las cuales son muy superiores, a la que me dejaron a mí mis padres y abuelos y no las defienden, entonces no sé quién podrá salvarnos . (¿Será el Chapulín colorado?)
Mis bendiciones Nieto, que ojalá te sirvan de algo y mis deseos por tu bienestar. Lucha por lo que crees y sobre todo por hacer feliz a los que te rodean, pues tu no podrás serlo si ellos no lo son. Se escéptico y duda de todo lo que ves y oyes, pero aprende a escuchar con atención.
Tu abuelo, por parte de madre: Juan Veroes

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG