Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

30 de junio de 2017

Soldados israelíes acosan a los estudiantes en los campus de EE.UU.

por Charlotte Silver, Electronic Intifada / Resumen Latinoamericano/ 29 de junio 2017 .-
Un vídeo muestra a un hombre que llevaba una bufanda palestina y una camiseta con leyenda en árabe. Formaba parte de un grupo de soldados israelíes que acosaron a los estudiantes en la Universidad de California Irvine en mayo.
La Universidad de California Irvine está investigando una vez más al grupo de Estudiantes por la Justicia en Palestina después de una protesta por un evento con soldados israelíes el mes pasado.
Pero los miembros de Estudiantes por la Justicia en Palestina dicen que son ellos los que soportaron días de acoso e intimidación por parte de soldados israelíes invitados al campus para dar una mesa redonda sobre el ejército israelí.
Los estudiantes de esa agrupación dicen que fueron sometidos a días de insultos raciales y sexuales que creen fue un intento de provocar una reacción.
La mencionada universidad ha sido un punto focal para los grupos de defensa de Israel que tratan de clasificar el apoyo a los derechos palestinos como antisemitismo.
Documentos obtenidos por Palestine Legal mediante una petición de libertad de información muestran que en el último año las organizaciones de defensa de Israel han presionado constantemente a la administración de UC Irvine para acabar con el activismo en favor de Palestina.
También jugaron un papel decisivo a favor de una política de la escuela que confunde la oposición al sionismo, ideología del Estado de Israel, con el antisemitismo.
“En la ofensiva”
A principios de mayo, la Asamblea de estudiantes que apoyan a Israel de la UC Irvine invitó a miembros de la agrupación israelí Reservistas en Servicio al campus, coincidiendo con la semana contra el sionismo organizado por Estudiantes por la Justicia en Palestina y Voz Judía por la Paz.
Organizados en varios campus, los Estudiantes que apoyan a Israel están respaldados por los grupos de presión de Israel y tiene estrechos vínculos con el Gobierno israelí.
Reservistas en Servicio dice que la organización fue fundada en 2015 por los “soldados de combate israelíes en la reserva” con la misión de contrarrestar el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) en los campus universitarios en los EE.UU.
El grupo se describe con “un enfoque sumamente proactivo para hacer frente al BDS y los movimientos que difaman” a Israel y a su ejército.
 
Yuval Diskin, exjefe del Shin Bet, la policía secreta de Israel, se dirige a los reservistas del grupo de servicio en 2016. (vía Facebook)
Reservistas en Servicio también dice que su objetivo es contrarrestar a la organización Rompiendo el silencio y B’Tselem -dos grupos que documentan los abusos del ejército- mientras que los líderes israelíes las han bautizado como “traidoras” y “enemigas” del Estado.
“Decidimos cambiar la estrategis, dejar de estar a la defensiva e ir a la ofensiva”, dijo a The Jerusalem Post el año pasado el cofundador de Reservistas en Servicio, Amnón Goldstof.
Evidentemente goza del apoyo del alto nivel de la corporación militar israelí. Su reunión del año 2016 estaba encabezada por Yuval Diskin, exjefe del Shin Bet, la policía secreta israelí, y otro oficial militar de alto rango.
Insultos raciales y sexuales
Seis personas, entre ellas al menos cinco soldados, de Reservistas en Servicio aparecieron por primera vez en el campus de la Universidad de California Irvine el 8 de mayo, el día del lanzamiento de la semana contra el sionismo.
Este video publicado en Facebook por Voz Judía por la Paz muestra algunas de las acciones de los miembros de Reservistas en Servicio que los defensores de los derechos palestinos también describieron a los defensores legales y a The Electronic Intifada:
Los estudiantes habían levantado una pared en la Anteater Plaza de la escuela simulando que representa el muro de Israel en la ocupada Cisjordania y se entregaban volantes con información sobre la vida bajo el régimen militar israelí. Estudiantes de las organizaciones MEChA y la Unión de Estudiantes Negros también se ofrecieron para ayudar.
El primer día dos de los soldados llevaban banderas israelíes y vestían camisetas que identificaban su apoyo al ejército israelí, mientras que los otros camuflaron su intención: al menos uno de ellos llevaba el pañuelo a cuadros tradicional palestino, mientras otros afirmaban que eran de ciudades palestinas e intentaban hablar con los estudiantes en árabe. Algunos fingían ingenuidad sobre el tema mientras secretamente registraban las respuestas.
Esta táctica es una reminiscencia de los soldados israelíes que se visten como palestinos -los llamados mistarvim– con el fin de actuar como provocadores en las manifestaciones o para llevar a cabo ejecuciones extrajudicialesen la ocupada Cisjordania.
Al día siguiente el grupo regresó, esta vez todos llevaban ropa que más claramente identificaba quiénes eran.
Durante cuatro días en total el grupo de soldados se presentó en la pared simulada. Se lanzaron insultos raciales y de género mientras una mujer filmaba agresivamente las caras y las conversaciones de los activistas.
Dijeron a Daniel Carnie, un miembro de Voz Judía por la Paz y de Estudiantes por la Justicia en Palestina que “no es un verdadero judío” y que se quitara el solideo.
Una carta del 30 de mayo al rector de la UC Irvine, Howard Gillman, firmada por la abogada de Palestina Legal, Liz Jackson, en nombre de una coalición de grupos de derechos civiles, describe lo que sucedió en lo que era la simulación del muro.
Según la carta, cuando los estudiantes comenzaron un canto que comparaba el muro de Israel con el muro de EEUU en la frontera mexicana, uno de los soldados gritó: “¡Queremos a los mexicanos!”
Y cuando una estudiante negra preguntó a uno de los hostiles miembros de Reservistas en Servicio sobre su deber de desalojar, la llamó “perra de 18 años de culo sucio”, luego le siguió gritando por todos lados.
La carta afirma que un “soldado varón se burló de una mujer que estaba en el muro simulado en un tono sexual amenazante, diciendo en árabe: “¿Quieres que te la llave, verdad?'”.
“Estos soldados no sólo utilizan propaganda, también utilizan tácticas de intimidación como tomar imágenes de vídeo”, escribió Ghiyath Alazzah en un correo electrónico destinado a otros grupos de estudiantes en la Costa Oeste, miembro de Estudiantes por la Justicia en Palestina en UC Irvine.
Alazzah también acusó a los soldados de “utilizar micrófonos ocultos tratando de incitar a la violencia profiriendo obscenidades extremadamente racistas y sexistas en árabe, inglés y hebreo e incluso yendo tan lejos como agarrar físicamente a un estudiante”.
“Estamos enviando este email para advertir a todos de que su campus puede ser el próximo objetivo”, escribió Alazzah.
Los administradores observan pasivamente
Los administradores de la universidad fueron testigos de los enfrentamientos pero no intervinieron.
Según Carnie y Alazzah, el decano de los estudiantes, Rameen Talesh, fue uno de los administradores presentes durante las actividades de la semana.
Carnie dijo a The Electronic Intifada que los estudiantes pidieron a Talesh que detuviera el acoso de los Reservistas, pero Talesh dijo que no podía hacer nada.
Sin embargo los defensores de los estudiantes dicen que la acumulación de discurso racista y comportamiento de acoso creó un ambiente de intimidación que era motivo de intervención para la escuela.
“En este caso había pruebas abrumadoras de que agentes militares extranjeros participaron en el acoso sostenido de los estudiantes palestinos y otros estudiantes negros que se veía que eran aliados de los estudiantes palestinos”, escribió Jackson de Palestina Legal al rector Gillman.
Jackson alega que la universidad violó sus obligaciones que rigen bajo el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, así como sus propias políticas, al mantenerse pasivo: “Los administradores no pueden actuar con indiferencia deliberada en un clima hostil de grave o intenso acoso a los estudiantes por su raza u origen”.
En la noche del 10 de mayo los Reservistas en Servicio tuvieron su mesa redonda.
Miembros de Estudiantes por la Justicia en Palestina llegaron al evento con la intención de hacer preguntas difíciles.
Durante el evento, una mujer que había estado filmando a los estudiantes durante los días precedentes se lanzó contra uno de ellos con los puños alzados, según Carnie y Alazzah. Un administrador la contuvo y luego los estudiantes de EPJ estallaron en un canto antes de que se les pidiera abandonar la sala.
Parte de este altercado se puede ver en el vídeo de arriba.
Al día siguiente, 11 de mayo -dicen las cartas de Jackson- la misma mujer que había estado a punto de atacar a un estudiante volvió a la Anteater Plaza y empujó una pancarta que tenía en sus manos un manifestante, golpeando al estudiante en la cara con la misma.
Según Jackson, estas dos agresiones físicas también eran motivos para la intervención, sin embargo, los administradores no tomaron ninguna medida.
El 16 de mayo informaron a Alazzah de que su grupo estaba siendo investigado por perturbar supuestamente la parte de preguntas y respuestas durante la discusión con los reservistas de turno.
La universidad confirmó a The Electronic Intifada que los miembros de su personal estuvieron presentes durante algunos de los incidentes de la semana. Un portavoz escribió que los administradores están “revisando los informes de esa semana de todas las partes interesadas y tomarán las medidas oportunas”.
Un año de presión
La investigación se lleva a cabo después de un año de fuerte presión de los grupos de defensa de Israel, incluyendo la Iniciativa AMCHA, el Centro Louis D. Brandeis para los Derechos HumanosHillelStandWithUs y el consulado israelí, para acabar con el activismo de Palestina en el campus.
El 30 de mayo de este año, Hillel, del Condado de Orange escribió al canciller Gillman.
Haciendo hincapié en que los Estudiantes por la Justicia en Palestina y una versión anterior del grupo de solidaridad con Palestina han sido investigados tres veces desde 2010, la carta sugiere firmemente que el proceso disciplinario de la universidad aún tenía que ser eficaz.
El año pasado UC Irvine investigó a los EPJ después de que estudiantes de varios grupos protestaran por la proyección de una película patrocinada por organizaciones proisraelíes.
Esa investigación declaró inocentes a miembros de la EJP de acusaciones de acoso y de intimidación a participantes, pero se encontró que era “más probable que no”, que la manifestación de estudiantes fuera de la sede había generado el suficiente ruido como para interrumpir la vista de una película sobre soldados israelíes.
Los estudiantes recibieron una advertencia y se les requirió asistir a un programa educativo. Grupos de defensa de Israel expresaron el descontento porque la pena no fuera más grave.
Hillel también invocó un documento de la política de la UC Irvine titulado “Higher Ground”, publicado en octubre de 2016, después de que la universidad absolviera a los EPJ. “Higher Ground” intenta integrar los principios contra la intolerancia que rigen para la UC , que se aprobaron en marzo del 2016.
UC Regents es el órgano de gobierno para todo el sistema de la Universidad de California. Los regentes redactaron los “principios contra la intolerancia” en respuesta a la fuerte presión de grupos proIsrael, que querían que los regentes adoptasen la controvertida definición del Departamento de Estado de antisemitismo. Esa definición confunde la crítica a Israel con la intolerancia contra los judíos.
Los Regentes de la UC rechazaron esa definición y eliminaron una sentencia de equiparar el antisemitismo con el antisionismo.
Sin embargo los “principios”, que no son aplicables por sí mismos, sí especificaron una prohibición contra las “formas antisemitas del antisionismo”. Una formulación más débil de lo que los grupos de defensa de Israel querían.
Pero los grupos pro-Israel ya han tratado de utilizar esta formulación como base para ir tras el activismo en favor de Palestina.
El documento “Higher Ground” de la UC Irvine parece ser una capitulación directa a la agenda requerida.
Silenciar las críticas
En un correo electrónico del 18 de julio de 2016 a Tammi Rossman-Benjamin , cofundadora de la organización Iniciativa AMCHA, antipalestina y antimusulmana, el rector asociado de la UC Irvine Michael Arias, escribió:
“A continuación de sus sugerencias, el rector Gillman planea pedir al Consejo Asesor [de la UC Irvine] de ambientación en el Campus, Cultura e Inclusión que lleve a cabo una revisión de las políticas existentes para confirmar que son compatibles con los principios contra la intolerancia”.
Arias prometió a Rossman-Benjamin que la universidad “revisará, según sea necesario” cualquiera de sus normas.
Al mes siguiente, Gillman pidió a Douglas M. Haynes, un vicerrector de la universidad, que presentara la evaluación.
En octubre Haynes redactó el “Higher Ground”, que según los críticos reproduce la percepción errónea de que las actividades antisionistas excluyen a los estudiantes judíos.
Según Jackson de Palestina Legal, el documento “confunde el antisionismo con el antisemitismo, descarta el compromiso de la UC con la libertad de expresión y excluye los intereses de los palestinos y otras comunidades vulnerables”.
Tras la publicación del “Higher Ground”, el Centro Louis D. Brandeis para los Derechos Humanos y StandWithUS , dos grupos de lobby de Israel han encabezado esfuerzos para silenciar el activismo pro-Palestina, escribieron a Haynes para alabar el informe.
También enviaron a Haynes un “libro blanco” supuestamente destinado a ayudar a la UC Irvine a entender y reconocer “las formas de antisemitismo del antisionismo”.
En ese documento se afirma que el antisemitismo se expresa hoy sobre todo en formas “codificadas”, pero señala retornar a la definición del Departamento de Estado como una guía. Esa controvertida definición que los grupos de presión de Israel han instado a las instituciones y gobiernos de todo el mundo a adoptar, afirma que “demonizar” a Israel, acusarlo de un “doble estándar” y su “deslegitimación” son formas de antisemitismo.
También alega que “negar al pueblo judío su derecho a la libre determinación y negar a Israel el derecho a existir” es antisemitismo. Esto categorizaría potencialmente la defensa de una solución de un solo Estado democráticobasado en la igualdad de derechos y no sectario que otorgue plena ciudadanía a israelíes y palestinos como una forma de antisemitismo.
El mes pasado Haynes habló en una conferencia organizada por Academic Engagement Network -Red de Participación Académica (N. Del T)- un grupo fundado para contrarrestar el apoyo a los derechos palestinos en los campus universitarios.
El 6 de junio Haynes respondió a la carta de Jackson a afirmando que las prioridades de la administración se alinean con los “principios contra la intolerancia”. La carta de Haynes también hace alusiones a equilibrar la Primera Enmienda de los estudiantes, manteniendo la “seguridad y protección” y haciendo cumplir el “discurso civil”.
Según Haynes la universidad aún sigue “la revisión del incidente del 10 de mayo”, presumiblemente en referencia a la mesa de los Reservistas en Servicio.
Mantenerlos acusados
La abogada Liz Jackson, de Palestina Legal, cree UC Irvine tiene de hecho un problema de discriminación, pero los cuestionados son los estudiantes que abogan por los derechos palestinos.
Según Jackson el acoso que enfrentan los estudiantes de los soldados israelíes “es sólo el último ejemplo de problema de discriminación en la UC Irvine”.
Jackson acusa a la administración de “ignorar las quejas de acoso de estudiantes palestinos y negros y mientras tanto señalar a estos mismos estudiantes por tratamiento discriminatorio debido a su posicionamiento en favor de los derechos palestinos”.
Algunos de esos estudiantes han presentado una demanda pidiendo a la universidad que investigue el acoso generalizado al que se enfrentan basado en la raza y el origen nacional.
“Debemos mantener a la UC Irvine responsable de esta discriminación”, dijo Jackson.
Charlotte Silver es editora asociada a The Electronic Intifada. 

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.
Tomado de Rebelión

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG