Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

1 de julio de 2017

ARGENTINA. DEUDA A 100 AÑOS: La deuda como corrupción intergeneracional / Caputo justificó la tasa y el plazo del bono a cien años, mientras crece la desconfianza externa: “Ha sido una transacción espectacular”

Resumen Latinoamericano / Página12 / 30 de junio de 2017 –

Neoliberalismo y sistema financiero internacional

La deuda como corrupción intergeneracional

FOTO: Ministro de Finanzas Luis Caputo. 
Imagen: AFP
Corrupción viene del latín corruptio, que es la degradación de algo por perversión o putrefacción de su totalidad. Ciertas imágenes del Antiguo Testamento reflejan el alcance del término en el pasado. En el presente, nadie lo hace mejor que el neoliberalismo como el régimen totalitario que es. La ladronería de algún funcionario es solo un señuelo menor para distraer. El neoliberalismo corrompe todo. Hasta la tradición jurídica occidental. En ella se entiende a una obligación como el vínculo que une a un acreedor con un deudor, en donde aquel tiene derecho a exigirle una prestación a éste. Cuando esta obligación proviene de un vínculo llamado contrato, requiere que el deudor haya manifestado su voluntad de obligarse. Por ejemplo cuando se suscribe un contrato de préstamo, se esta obligando (a los deudores) a devolverle en un futuro al prestamista (acreedor) el capital que fue prestado.
Un sujeto no puede suscribirle a un acreedor un contrato para que otro tercero pague, si ese tercero no quiere contraer ninguna deuda ni tampoco estaba debiendo nada a nadie. Sería como obligar a alguien a pagar con su tarjeta de crédito las compras de las que otro disfruta. Por eso rige el principio “Pacta tertiis nec nocent nec prosunt”.Los pactos no obligan a terceros.
En estos días, el Ministerio de Finanzas ha protagonizado un hito jurídico. Ha constituido a favor de acreedores externos el derecho a cobrarle no solo a terceros, sino a gente que aun no ha nacido. Con la emisión de un bono a 100 años al 7,9 por ciento de interés, el gobierno (que se queja de la pesada herencia) no solo obliga a las próximas 25 presidencias que lo sucederán a que devuelvan mañana lo que él disfruta hoy.
Se argumentará que el Ministerio de Finanzas contrae deuda a nombre del Estado argentino, que es una persona jurídica distinta a la persona humana. Y que por ser el Ministerio una autoridad legal, dado el principio de continuidad jurídica del Estado, tiene potestad para obligarlo a futuro. Pues no. El Ministerio de Finanzas no es la autoridad legal para decidir sobre la deuda pública. La Constitución Nacional reservó esa potestad para que la ejerza el Poder más representativo: el Congreso de la Nación. Lo hace por sus artículos 75 inciso 5 (facultad de contraer empréstitos) e inciso 7 (arreglar el pago de la deuda externa) sin que estas funciones puedan delegarse al Ejecutivo según el artículo 76 (indelegabilidad de facultades legislativas) y el 29 (prohibición al Congreso de conceder facultades extraordinarias). Por ello, el reciente decreto 29/2017 no solo es irrazonable porque renuncia a oponer frente a acreedores externos la inmunidad soberana de minas y yacimientos petroleros (artículo 235 del Código Civil y Comercial). También viola la Constitución porque encarga al Ministerio de Finanzas el contraer empréstitos y arreglar el pago de la deuda contrariando lo mandado por la Carta Magna.
La corrupción del neoliberalismo es esto. Perversión de las instituciones, donde un ministro suplanta al Congreso y el Poder Judicial calla. Putrefacción de valores, donde un servidor público es un ñoqui, un maestro un holgazán, un compatriota con capacidades diferentes un timador. Y endeudar a nuestros choznos, un logro que muestra la confianza que el mundo nos tiene.
Entendemos oportuno producir un manifiesto donde instituciones académicas y otras de la sociedad civil de prestigio le notifiquen fehacientemente a los bancos transnacionales que promocionan estos bonos de deuda, sobre la insostenibilidad económica de su pago a futuro. Y la ilegalidad de su emisión al presente. Así estos bancos no podrán alegar mañana el desconocimiento del riesgo moral. Algo que será importante para defender los intereses de nuestro país al momento que esta deuda no pueda pagarse y haya que reestructurarla.
* Doctor en Derecho Público y Economía de Gobierno. Docente de la Universidad de Avellaneda. Corriente 1ero La Patria.

Caputo justificó la tasa y el plazo del bono a cien años, mientras crece la desconfianza externa

“Ha sido una transacción espectacular”

Una sociedad de inversión británica le adjudicó al bono “una probabilidad de incumplimiento del 97,6 por ciento”.
Luis Caputo, convencido pero poco convincente. “Recibimos felicitaciones no sólo del exterior.”
Luis Caputo, convencido pero poco convincente. “Recibimos felicitaciones no sólo del exterior.” 
Imagen: DyN
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, rechazó los cuestionamientos a la emisión de un bono a 100 años con un interés del 7,9 por ciento sobre el capital recibido por la Argentina, y hasta negó que exista controversia sobre ese acuerdo entre el gobierno nacional y un grupo de bancos internacionales. “No hay tal controversia, entre todos los especialistas en finanzas hay unanimidad absoluta en que ha sido una transacción espectacular para el país. Hubo no sólo felicitaciones del exterior, sino también aquí en Argentina”, sostuvo el funcionario, que fue imputado por la Justicia por esa operación. Pero la realidad virtual del ministro y su bono no sólo choca con las repercusiones políticas y económicas no sólo reflejadas en medios locales y extranjeros. La propia aseveración de la supuesta “unanimidad absoluta de los especialistas en finanzas” quedó ayer mismo desmentida por un informe de la sociedad de inversión británica M & G, publicado por un periódico alemán, según el cual “la probabilidad de incumplimiento” del pago del bono antes de la mitad de su duración (50 años) es del 97,6 por ciento.
En referencia a la tasa de interés del 7,92 por ciento, que le garantiza a los inversores cobrar nueve veces el capital inicialmente invertido hasta el vencimiento del título, Caputo afirmó que “cuando miramos el pasado, (pagar) 7,9 por ciento en ese plazo (de 100 años) luce espectacular”. En la entrevista que dio en exclusiva a Radio Mitre (el ministro de Finanzas no da entrevistas periodísticas, según reconoció ante Marcelo Longobardi), intentó explicar el sentido de la operación que autocalificó como “espectacular”. Primero, respecto del plazo, lo justificó apuntando que es “un manejo responsable de la deuda diversificar plazos, tasas y monedas”. En relación a la tasa, indicó que la de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, “el nivel mínimo al que nos podemos financiar”, bajó “circunstancialmente para financiar la inversión y el consumo tras la espectacular crisis de 2009, pero ahora (la recuperación económica) ya se dio, y ha empezado el camino inverso, la suba de tasas. Entonces, ¿qué hacemos?”, se preguntó. Y se respondió a sí mismo, “mirar el pasado, y en los 30 años previos a la crisis, de 1977 a 2008, Estados Unidos se financió a una tasa promedio del 8,10 por ciento. Es decir que el 7,90 por ciento está por debajo de la tasa que pagó Estados Unidos en prácticamente toda su historia”. El responsable de Finanzas del gobierno de Mauricio Macri justificó que, teniendo en cuenta que la tasa que paga Argentina se compone de la suma del tipo de interés del bono de largo plazo de Estados Unidos más la tasa de riesgo país (hoy en el orden del 4 por ciento), acordar una tasa a 100 años del 7,9 por ciento resultaba “un negocio espectacular”. Mientras el gobierno aspira a bajar la tasa de riesgo por lo menos a la mitad, Caputo incorpora una hipótesis de multiplicación por 4 de la tasa de Estados Unidos para justificar la cuestionable operación que cerró, en secreto frente a la opinión pública y el Congreso, con el Citigroup y el HSBC.
¿Por qué Argentina tiene que colocar deuda todas las semanas?, preguntó uno de los entrevistadores. Caputo negó que ello signifique un aumento constante del nivel de deuda. “Es otra falsedad, porque 3 de cada 4 veces que tomamos deuda es para cancelar compromisos del anterior gobierno, pero tomando divisas a tasas más bajas. Esto es un ahorro de la carga financiera”, sostuvo. El ministro de Finanzas llega a esa conclusión considerando únicamente la deuda emitida en dólares, pero no la de corto plazo que toma en pesos con instrumentos alternativos, como las Lebacs. Mientras el gobierno admite una emisión de deuda cercano a los 50 mil millones de dólares en 18 meses de gestión, la suma de las distintas variantes aproxima esa cifra a los 100 mil millones. Las Lebacs han resultado, desde el inicio de la gestión de Cambiemos, el mecanismo más atractivo para las inversiones especulativas externas, que ingresan dólares al mercado para aprovechar la elevada tasa de interés en pesos y la resultante en dólares cuando vuelven a la moneda original al vencimiento. Al considerar la tasa resultante en dólares de este jugoso premio pagado por el Banco Central, también se cae el argumento de que se bajó el costo promedio de financiamiento al 4,75 por ciento en dólares.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG