Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

8 de agosto de 2017

Catalunya: Grupos independentistas realizan acciones contra los lobbies turísticos en Baleares y Valencia

Desde el País Vasco Otegui considera “inadecuadas” las acciones violentas de esos grupos


Al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido este año ataques reivindicativos

Palma de Mallorca / 
Las acciones del colectivo independentista Arran contra el turismo no se limitan a Barcelona, donde han arremetido contra un autobús y bicicletas de uso turístico. El colectivo, que centra sus objetivos en el territorio lingüístico catalán (lo que denominan Països Catalans), también ha protagonizado actos similares en Palma y protestas en Valencia. En el marco de esta ola de acciones, que se suceden desde hace algunos meses, al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido ataques vandálicos por parte de grupos de izquierda anticapitalista que denuncian sobreexplotación turística.
Acción de Arran contra el turismo en Palma de Mallorca, en la captura de un vídeo distribuido por la organización. ATLAS
Una veintena de miembros de Arran Països Catalans irrumpió el 22 de julio en un restaurante del Moll Vell, el muelle situado frente a la catedral de Palma, prendiendo bengalas, lanzando confeti a los comensales y subiendo a los yates amarrados para protestar contra el turismo masivo en Mallorca. El colectivo ha difundido ahora las imágenes de la protesta a través de las redes sociales, en un vídeo en que el que se puede ver a varios de sus miembros portando pancartas bajo lemas como El turismo mata a Mallorca y Aquí se está librando la lucha de clases, escritas en inglés.
En la terraza del restaurante Mar de Nudos había unos 70 clientes en ese momento. Carmen Sánchez, encargada del establecimiento, explica que los activistas lanzaron algunas bengalas junto a las mesas de la terraza mientras tres individuos entraban al local tapándose la cara con máscaras de carnaval y tirando confeti a los clientes que cenaban. “Hubo que cambiar platos y vasos a la gente, tuvimos que dar la cara nosotros e ir a pedirles que dejaran al restaurante, que es una zona privada”, lamenta.
Los activistas no se marcharon y siguieron filmando lo que ocurría hasta que los empleados llamaron a la Policía Local y los agentes portuarios. “Pasaron 5 o 10 minutos hasta que los agentes llegaron y los jóvenes se fueron corriendo en cuanto los vieron de lejos”, dice la encargada, que no formuló denuncia en ese momento. Desde la Policía Local señalan que este tipo de acciones solo se pueden perseguir a instancia de parte.

Sesenta asambleas para los 500 miembros de Arran

Rebeca Carranco
Arran nació en 2012 de la unión de organizaciones históricas de jóvenes independentistas como Maulets o la CAJEI. Pertenecen al heterogéneo conglomerado de la Esquerra Independentista catalana, del que forma parte también la CUP. Tachados en diversas ocasiones de ser la rama joven del partido anticapitalista, ellos lo niegan. Insisten en que son una organización independiente, formada por unos 500 miembros repartidos en unas sesenta asambleas en Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. Sus miembros suelen permanecer hasta los 26 años aproximadamente en Arran, aunque la idea de joven se ha flexibilizado, asimilada también a unas condiciones de vida y de trabajo precarias. Cuando salen de Arran no necesariamente se integran en la CUP. Algunos siguen militando en asambleas de barrio o en otras organizaciones del movimiento de la Esquerra Independentista. Arran no está inscrita en ningún sitio como organización juvenil.
También forman parte del Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), un órgano que marca los pasos a seguir en la actividad parlamentaria, y que se convoca para cuestiones clave, como el apoyo a los presupuestos o investiduras. El GAP se convocó en la famosa asamblea que debía decidir si investía a Artur Mas, y que acabó con un empate de votos. Arran se posicionó en contra de que Mas fuese presidente. Tampoco han estado a favor de que la CUP diese apoyo a los presupuestos de la Generalitat.
Ninguno de los actuales diputados de la CUP en el Parlament de Cataluña ha pertenecido a Arran, sobre todo por una cuestión de edad. La concejal en el Ayuntamiento de Barcelona María Rovira, de 29 años, formó parte de la organización juvenil CAJEI, que posteriormente se fundió en Arran.
La directora general de Turismo del Gobierno balear, Pilar Carbonell, ha mostrado su rechazo a la acción. “No es legítimo de ninguna de las maneras poner en riesgo a las personas y los bienes materiales de los demás” señaló.
El PP de las islas mostró su “rechazo frontal” a lo que consideran “conductas violentas” y ataques a establecimientos con gran afluencia de turistas. Mediante un comunicado, la formación condenó “enérgicamente” el ataque reivindicado por el grupo independentista.
El mismo colectivo ya protagonizó a finales de junio en Valencia una acción simbólica contra el turismo masivo, informa Cristina Vázquez. Un grupo de activistas ocupó un piso en pleno barrio de Ciutat Vella donde se calcula que se concentra la mayoría de apartamentos turísticos de la capital, relató la organización en Facebook. Arran carece en Baleares y Valencia de la implantación que tiene en Cataluña.

Ataques en Barcelona

En lo que va de este año, al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido ataques  por parte de grupos de izquierda anticapitalista que denuncian la sobreexplotación turística. El Gremio de Hoteles tiene constancia de cinco incidentes, que le han sido comunicados por los propios establecimientos. El recuento de la asociación no incluye otros dos casos que ocurrieron en mayo y que presenció este diario. Los establecimientos han denunciado individualmente pero el Gremio no se ha personado en las causas. Tampoco lo ha hecho el Consistorio que dirige Ada Colau.
“La mayoría de ataques sucedieron durante la marcha alternativa del día del trabajo”, explicó ayer Manel Casals, director general del gremio. Algunos de sus miembros han comunicado los ataques, si bien no existe ningún protocolo o iniciativa de la entidad para contarlos. Cada uno denuncia de manera particular y, según Casals, la entidad les presta asesoría y seguimiento pero no participa de las acciones legales. El vandalismo y el discurso que consideran “turismofóbico” preocupan a los hoteleros pero insisten en que los ataques provienen de “una minoría dentro de una minoría que quiere poner en peligro la actividad turística”, según explicó Casals.
Los ataques se centraron en dos días específicos: el 1 y el 5 de mayo pasados y se produjeron durante manifestaciones entre las que como convocantes figuran grupos de izquierda anticapitalista, como CUP, Arran y Endevant. El día del trabajador, los hoteles Ohla Barcelona, Catalonia Magdalenes y Barcelona Catedral, de cuatro y cinco estrellas y muy próximos entre ellos, fueron atacados. Los recepcionistas de los hoteles explican la misma secuencia. La manifestación cortó la Via Laietana y un grupo de una veintena de personas disfrazados con narices de payaso y pelucas de colores se apartó del grupo central de la marcha para irrumpir en las recepciones. Allí lanzaron huevos llenos de pintura negra, hicieron pintadas con el lema “BCN Explota” –en relación a las condiciones laborales del sector—y rompieron cristales a martillazos.

Preocupación por las personas afectadas

El concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom, aseguró que tiene constancia de todos estos ataques, pero que el Ayuntamiento no los ha denunciado, aunque los condena y rechaza, y opta por la interlocución entre las partes para desactivar el conflicto.
En el caso del Ohla, los cristales rotos fueron los del restaurante. En el Catalonia Magdalenes destrozaron cristales en la recepción e hicieron pintadas. Para sorpresa de la dirección del hotel, los vídeos que circulan de la acción son de las cámaras de seguridad del propio establecimiento. Avisados los recepcionistas por policías de paisano, en el hotel Barcelona tuvieron tiempo de cerrar las puertas de cristal. Una vidriera que los manifestantes destrozaron con martillos, mientras tiraban bolas con pintura. En este hotel sí había un grupo de personas mayores en el hall que estaban a punto de salir a cenar y se asustaron mucho, explican los recepcionistas.
En la cabecera de la protesta en el marco de la cual se produjeron los ataques se podía leer una pancarta: “Todo el poder para la clase trabajadora. No sufriremos vida de miseria para mantener sus lujos”, un mensaje crítico con lo que consideran un exceso de turismo en la ciudad. El Hotel Barcelona Universal, en el Paralelo, también sufrió ataques en su fachada al finalizar la protesta.
También se llevaron un buen susto, el viernes de esa misma semana, los turistas de dos hoteles del Poblenou, un barrio alejado del centro histórico donde han proliferado los alojamientos por su proximidad a la playa. En este caso, una manifestación de 250 personas contra la masificación del turismo en el barrio convocada por la plataforma Ens Plantem, acabó con incidentes protagonizados por un grupo que también lanzó pintura contra los hoteles Amistat Beach Hostel y Travelodge. Aquí la tensión se disparó cuando los manifestantes lanzaron un bote de humo. La Casa del Sol, un establecimiento en el barrio de Gràcia, también ha recibido varias pintadas en lo que va del año.
El concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom, aseguró que tiene constancia de todos estos ataques, pero que el Ayuntamiento no los ha denunciado. Y a diferencia del caso del autobús de TMB, tampoco se ha personado “por atentado a la convivencia”, como anunció el lunes el gobierno ante la denuncia por el ataque el vehículo. Colom expresó su “rotunda condena” a los ataques a hoteles. “Es la expresión política de un grupo que emplea fórmulas de vandalismo que rechazamos frontalmente, forma parte de una forma de entender la acción política que no compartimos”.
Colom asegura que “para evitar cualquier tipo de confrontación” el consistorio hace un trabajo de interlocución “con el gremio de Hoteles, los agentes económicos y las entidades vecinales para que cualquier malestar se canalice mediante el diálogo”. El concejal se muestra especialmente preocupado por los ataques que han afectado directamente a turistas, como es el caso de los pasajeros del bus turístico o los turistas que estaban en las recepciones de los hoteles atacados: “Los turistas ciudadanos que nos visitan y es fundamental que ningún malestar se canalice contra personas”, afirma.
______________________________________________

Otegi rechaza la violencia para protestar contra el modelo turístico

Augura que no habrá altercados en las marchas de las juventudes de Sortu y se desmarca de los ataques en Cataluña

7 AGO 2017 –
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi no quiere saber nada de ataques contra el turismo o los turistas. El coordinador general de EH Bildu,ha irrumpido en el debate que se está librando sobre la saturación de turistas en la capital vasca, con un llamamiento a discutir, pero sin acciones violentas. Además ha augurado que no se producirá ningún tipo de problemas en las manifestaciones convocadas por las juventudes de Sortu, Ernai, durante la Semana Grande de San Sebastián y hoy mismo en Vitoria en contra “del modelo de turismo”. “Defendemos que no se produzcan altercados”, ha dicho y ha explicado que la propia Ernai ha subrayado que “no se van a producir incidentes” en las marchas.
En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en la capital guipuzcoana, Otegi ha señalado que defender un debate sobre modelo turístico “no es estar contra el turismo”, y ha reconocido que éste es “una fuente de riqueza”, que tiene “un peso importante en el PIB vasco y en el PIB guipuzcoano, pero hay que regularlo”. “Evidentemente, no estaremos en el turismo ‘Go home’, pero tampoco en el ‘Aquí no pasa nada, no tenemos problemas’.
“El Estado español, el PP y algunos agentes políticos y mediáticos están deseando que haya incidentes. Lo mejor que les podría suceder y lo que están deseando es que haya incidentes y yo abogo por que no los haya, estamos en contra. La propia organización Ernai ha dicho que no los va a haber y estoy absolutamente confiado en que va a ser así”, ha recalcado.
“Ésa es la posición de EH Bildu de verdad y no la que algunos quieren hacer creer”, ha apuntado. Preguntado sobre los incidentes de Cataluña, que desde algunos sectores definen como ‘kale borroka’, ha apuntado que son sucesos que han ocurrido en la Comunidad Autónoma Catalana, y por lo tanto, EH Bildu “no tiene nada que decir”. “No estamos ahí, no nos parecen dinámicas adecuadas”.
Pero a renglón seguido ha explicado que “ha habido un sector de la CUP que lo ha dicho así. No estamos contra los turistas, todos somos turistas, y sería absurdo estar en contra del turismo porque todos lo practicamos”, ha añadido.
_______________________________________________

Arran reivindica una acción en el puerto de Palma de Mallorca

Un grupo de jóvenes independentistas lanzan confeti y prenden bengalas en la terraza del establecimiento

Fotograma de la acción de Arran en Palma de Mallorca compartida en su Twitter. Arran

Arran, el independentismo gana las calles contra el turismo de los ricos


El movimiento juvenil vinculado a la CUP protagoniza las últimas protestas que violentan a Colau

Barcelona 
 
Desde la llegada al poder de Ada Colau en Barcelona y el papel de la CUP como socio del gobierno de Junts pel Sí, formaciones que tradicionalmente han liderado las protestas en las calles, la situación es de relativa calma. Ya no queda rastro de las manifestaciones enconadas que provocó el desalojo del centro okupado de Can Vies. Tampoco se han repetido huelgas generales como las de 2012, que acabaron con heridos, centenares de contenedores quemados, establecimientos apedreados y escaparates rotos. Ni siquiera el desalojo del autodenominado Banc Expropiat, el verano pasado en Gràcia, tuvo el apoyo de otras épocas. En los últimos meses, lo único que genera inquietud en la calle son las acciones de Arran, a quienes algunos definen como las juventudes de la formación anticapitalista de la CUP. Ellos lo niegan, y aseguran que son una organización independiente, con unos 500 afiliados repartidos en unas sesenta asambleas en Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, que pertenece al heterogéneo conglomerado de la Esquerra Independentista catalana, del que también forma parte la CUP.
Arran dio el pistoletazo de salida a su campaña en la calle, bautizada como La Clau, en marzo, con el intento de okupación de la sede del PP en Barcelona. La actuación fue criticada por todos los partidos, menos la CUP que le dio su apoyo explícito con la presencia de la diputada Anna Gabriel y el exdiputado David Fernández.
Después se encadenaron en la Bolsa de Barcelona, siempre bajo el mismo lema y repartieron sus acciones por Lleida, Valencia o Mallorca. A través de su cuenta de Twitter, Arran ha reivindicado cada uno de sus actos, que dividen en los 10 ejes que consideran irrenunciables en una Cataluña independiente, como puede ser el feminismo, el anticapitalismo o las acciones en contra del turismo masivo.

Del Partido Popular a la operación bikini

Arran saltó a los medios por su intento de ocupación de la sede del Partido Popular que llevó a cabo en Barcelona. Antes, en Lleida, ya fueron conocidos por retirar placas con nombres franquistas de las calles. Finalmente, el alcalde, el socialista Àngel Ros, renunció a seguir adelante con el juicio previsto contra ellos. En Andorra, serraron las señales que marcaban la frontera con Cataluña y Francia. También difundieron un cartel en el que mantenían relaciones sexuales el obispo de Solsona y el arzobispo de Valencia. Dos de sus militantes en Mallorca fueron detenidos por negarse a atender la citación de la Audiencia Nacional por la quema de fotos del Rey.
Una de sus últimas acciones en Barcelona fue contra la operación bikini. Empapelaron diversos escaparates de centros de estética con un mensaje contra la “represión estética”: “L’operació bikini en la passem per la xona”.
El ataque contra un bus turístico el pasado jueves, que pararon cuatro personas encapuchadas, y al que pintaron la luna y pincharon las ruedas, ha sido la más criticada hasta ahora por la violencia que entraña. Arran defiende que es un acto de “autodefensa”.
“El debate de la violencia está sesgado. Nosotros plantamos cara a la violencia que vivimos día a día”, defiende un portavoz de la organización, que afirma que la calle es un elemento clave para conseguir la república independiente, feminista y anticapitalista que buscan. “La calle debe estar articulada y dispuesta a defender sus objetivos”, insiste, y tacha de “gran fracaso” que se vea la institución como “el único espacio de batalla posible”.
La campaña del colectivo sigue activa, con nuevas acciones previstas, que por ahora no desvelan. Y están dispuestos a hacer frente a las consecuencias que puedan derivarse. “Es obvio que si ponemos contra la espada y la pared al sistema, responderán con represión, ya sea judicial, económica o en clave política o mediática”, explica. Y añade: “Si hay un repunte de la represión por parte del Estado español, no tendremos ningún problema de actuar en consonancia”.
Hasta ahora los Mossos d’Esquadra han vivido con cierta tranquilidad esta última etapa, con manifestaciones con escasa violencia comparadas con las vividas durante el mandato de Felip Puig como consejero del Interior, después de que eclosionase en las calles el movimiento de 15 de mayo de 2011, espoleado por las consecuencias de la crisis económica. Fuentes policiales señalan en general a las personas más jóvenes de las organizaciones anticapitalistas y libertarias como quienes protagonizaron parte de los actos vandálicos en la ciudad. “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción”, concede el portavoz de Arran, parafraseando a Salvador Allende, que pide explícitamente no ser citado por su nombre. Y repite, antes de acabar, que su grupo no está en contra de los turistas: “La gran mayoría son clase trabajadora, como nosotros. Estamos en contra de un sistema económico, que nos convierte en esclavos”.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG