Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

26 de noviembre de 2015

DE LA IDIOTEZ POLÍTICA Y SUS ALREDEDORES

Esos que enfrentan coyunturas políticas con actitudes simplistas, desdicen de su nivel político-doctrinario.  Soy revolucionario y por eso votaré por los más revolucionarios, como si ser revolucionario se ejerciera en una abstracción astral y no sobre la historia de aquí y ahora, como si se tratase de exhibirse en una pasarela con premiación al más o menos hermoso doctrinariamente.
Ni las experiencias vividas por otros revolucionarios desde la Comuna de Paris (por mantener la referencia más cerca que la rebelión de Espartaco, en la cuarta década del siglo anterior a la era cristiana, o que las guerras husitas de la tercera y cuarta década del siglo XV) hacen escarmentar las conductas de los santones políticos, porque los inmaculados no escarmientan en historia ajena, ya que su pureza deriva de un dogma de fe y, frecuentemente, de ignorancia supina.
Hay muchas vertientes para acercarse al análisis de este comportamiento angelical, pero todas conducen al riesgo de descalificación radical.  Por ahora, sólo lo calificaré como un acto de soberbia tan encumbrado, que linda en la insolencia; se adueñan de una historia ajena, que apenas han ayudado a armar, historia con imperfecciones manifiestas por la incapacidad de haber influido sobre su devenir, a pesar de la enorme capacidad política de la que se vanaglorian.  Y con esa actitud de rapiña, ponen en peligro la continuidad de un proceso que sobrepasa por mucho sus escarceos teóricos fisnos y distinguidos.
Y como si fuera poco, terminan coincidiendo, votando junticos y revueltos, con responsables directos de los errores, que pretenden sacudir su responsabilidad histórica huyendo hacia delante, o creando un partido con una sentina muy grande, para acoger a sus cómplices y a los ilusos.
¿Es esto una solicitud de enmienda?  ¡No!  Que se vayan a la mismísima… sima, pero que no vengan a tratar de predicar purismo pendejo, porque en coyunturas el comportamiento político es una decisión de manejo de incontables variables que no todos están en capacidad de analizar.
Me retumba la voz de Chávez sobre los ventajismos, sobre quienes ganan ellos si sale sello y pierden los otros si sale cara, sobre los que si no ganan arrebatan, sobre el menosprecio al árbitro.  Yo participé en un proceso interno de selección de candidatos y perdí; con quien me identificaba mejor y creía que estaba más impregnado del sentir popular con todas las implicaciones que eso conlleva, no ganó, y en buena parte por responsabilidad mía.  No fue que me pasaron la aplanadora, fue que yo no fui –nadie me lo impedía– a las organizaciones populares a hacer ver la identificación de un candidato con su sentir, con el legado de Chávez, con la esperanza socialista, si es que tengo militancia política más allá de las redes sociales.  Perdí, pero no por eso voy a creer que el 6-D se acabe el mundo y las posibilidades de influir en enderezar entuertos, y que no voy a seguir denunciando la corrupción y el burocratismo, entre otros errores que nos acogotan.
Por eso, que nadie venga a decir que es más revolucionario que yo y hasta me trate de echar en cara el “origen de clase”, porque lo menos que puedo dedicarle es una sonora trompetilla, u otro escrito con las descalificaciones que se merece.  Más que inconsistencia, vendido al enemigo, traición a un partido, la actitud de salirse por la tangente y votar con disidentes en una situación coyuntural de vida o muere, es tontera política y un tonto útil es más despreciable que un traidor.
Vayan, caminen, corran, vuelen a votar por los mareados de aporrea y sus compinches, y disfruten del ratón brincón que tendrán el 7-D.

PON EL ENLACE EN TU TUITER
COMPÁRTELO EN TU FEISBUC
INCLÚYELO EN TU PÁGINA O BLOG

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG