Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

26 de noviembre de 2015

Macri anunció su gabinete: neoliberales, promercado y terratenientes


GAbinete macri

Resumen Latinoamericano/Página12, 27 de noviembre de 2015 – Un gabinete bien PRO. El futuro jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó la casi totalidad de los ministros que eligió el presidente electo, Mauricio Macri, para su gobierno. Muchos remedan el gabinete porteño, como el de Educación, Esteban Bullrich; el de Salud, Jorge Lemus; la de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el de Modernización, Andrés Ibarra. Hubo sorpresas como Patricia Bullrich al frente del Ministerio de Seguridad y el rabino Sergio Bergman ante Medio Ambiente. Macri resolvió, además, la permanencia de Lino Barañao frente al Ministerio de Ciencia y Tecnología. El gabinete económico, que privilegia una línea ortodoxa, será coordinado –como informó Página/12– por Alfonso Prat-Gay frente a Hacienda con Federico Sturzenegger que intentará desembarcar en el Banco Central. Como había anunciado Macri, no se trata de un gobierno de coalición. Predomina el amarillo en buena parte de las áreas y los radicales se quedaron con sabor a poco: tendrán los ministerios de Defensa y el de Comunicaciones, y estarán a cargo de un plan para el NOA.
Eran las 17.15 cuando Peña ingresó al auditorio del nuevo edificio del gobierno porteño en Parque Patricios y se paró detrás de un atril para dar los nombres. “Estamos orgullosos de presentar un equipo que se integra con funcionarios provenientes de diferentes orígenes políticos y lugares del país”, afirmó el futuro jefe de Gabinete. Indicó que todavía estaban trabajando en algunas designaciones como la de la Oficina Anticorrupción –se pensaba con Laura Alonso, pero aparentemente no cumple los requisitos legales–, para la Agencia contra el Terrorismo y el Narcotráfico que piensan crear y para la AFI. Para la ex SIDE, hubo contactos con un viejo conocido de Macri: Miguel Angel Toma. Desde el kirchnerismo, indicaron que si fuera él, no le darán aval en el Congreso.
Ante una pregunta, Peña insistió con que deben dejar su cargo el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli; el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, y el de la Radio y Televisora Argentina (RTA), Tristán Bauer. “Dado que la mayoría cumplió un rol militante, sería digno que dieran un paso al costado. Y, si no, analizaremos los mecanismos para la remoción”, sostuvo Peña sin perder la sonrisa.
Sobre el encuentro entre Macri y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Peña reforzó la versión que dio el presidente electo: “Hubiéramos preferido una actividad más normal de transición, como es habitual en los países cuando el presidente electo es invitado por el presidente a la Casa de Gobierno, se hace un acto público y a partir de ahí se hace un proceso de transición. La Presidenta ha planteado un escenario diferente. Es una falta de respeto a lo que han votado los argentinos hace tres días”.
Los ministros
Peña leyó la lista de ministros velozmente y sólo justificó el criterio elegido en algunos casos. Como ministro del Interior, nombró a Rogelio Frigerio, actual presidente del Banco Ciudad. No es el primer paso del economista por el gobierno nacional: fue subsecretario de Relaciones con las Provincias en 1996 y en 1998 asumió como secretario de Programación Económica y Regional. Cuando llegó a la Legislatura en 2011, Macri lo destinó a la estratégica Comisión de Presupuesto. En 2013, asumió frente al Banco Ciudad. Según señalaron en su entorno, una de sus tareas será discutir la coparticipación federal con los gobernadores.
Como informó este diario, el gabinete económico quedó integrado por Alfonso Prat-Gay en Hacienda y Finanzas; Francisco Cabrera en Producción; el ex CEO de Shell Juan José Aranguren en Energía; Guillermo Dietrich en Transporte; el diputado y ruralista Ricardo Buryaile en Agricultura, mientras que todavía no tienen ministro de Trabajo. Ese gabinete se completará cuando consigan que Federico Sturzenegger asuma frente al Banco Central para aplicar la política monetaria de Macri.
En Educación, asumirá Esteban Bullrich, quien se fogueó en la Ciudad con los gremios docentes y con episodios como la inscripción on line y el 0800 para denunciar actividades políticas en las escuelas. Bullrich proviene originalmente de Recrear, hasta que rompió con Ricardo López Murphy y se quedó con el partido. Bullrich es Licenciado en Sistemas, con un master en management en una universidad estadounidense. Tuvo un paso por el Ministerio de Desarrollo Social porteño antes de asumir en Educación, tras la salida de Mariano Narodowski y el breve atardecer del caminante Abel Posse, quien se fue luego de pedir una amnistía para los represores.
En Justicia, el elegido no será radical, sino el ex fiscal general Germán Garavano. Fue integrante de la ONG Fores, que impugnó a Eugenio Raúl Zaffaroni como juez de la Corte y defendió la permanencia de los jueces de la dictadura, y fundador de la ONG Unidos por la Justicia, que financiaba Francisco de Narváez. Garavano fue el encargado de aplicar desde la fiscalía la política de desalojos y criminalización de los piquetes cuando Macri llegó al Gobierno porteño. Como fiscal general, fue cuestionado por la extensa cantidad de nombramientos que hizo y los millones que gastó en viajes al exterior.
En Salud, Macri resolvió volver a traer a su gobierno a Jorge Lemus, el médico que condujo la mayor parte de su gobierno y debió renunciar luego de la reglamentación del aborto no punible, que fue declarada inconstitucional. Por cinco años, Lemus fue el ministro de Salud porteño con Macri, a quien ayudó cuando se atragantó con un bigote postizo en su casamiento mientras intentaba hacer de Freddie Mercuri.
En Desarrollo Social, también Macri optó por trasladar a su ministra porteña, Carolina Stanley. Hija del director del Banco Macro, Guillermo Stanley, la ministra proviene de la línea de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en el Grupo Sophia, cuyo líder máximo es Horacio Rodríguez Larreta. El esposo de Stanley, Federico Salvai, será el ministro de Gobierno bonaerense. Antes de ser legisladora y funcionaria macrista, Stanley fue asesora de la diputada María Laura Leguizamón. De perfil bajo, Stanley publicó en su Facebook: “Es un orgullo que Mauricio Macri me sume a su gabinete nacional. Creo en la política como una herramienta para transformar la vida de las personas y eso haremos”. En Turismo, asumirá el cordobés Gustavo Santos, uno hombre cercano a José Manuel de la Sota y al mundo empresarial cordobés.
El macrismo creará un ministerio de Modernización, a la medida del ministro porteño Andrés Ibarra. Hombre del Grupo Macri, Ibarra tiene una relación de años con el presidente electo. De perfil gerencial, fue parte de la privatización del Correo Argentino y lo siguió a Macri a Boca Juniors. Con la llegada de Macri al poder, Ibarra primero pasó por Educación, cargo por el que fue indagado en la causa por las escuchas ilegales y sobreseído, a diferencia de Macri. Peña detalló en al conferencia los alcances del nuevo ministerio: “Va a trabajar en recursos humanos y en jerarquizar al empleado público”.
Entre los que ya habían sido anunciados, Peña mencionó ayer al ministro de Cultura, Pablo Avelluto, a la canciller, Susana Malcorra; Hernán Lombardi al sistema público de medios; Miguel de Godoy a la Afsca. Como secretario general de la Presidencia, confirmó a Fernando de Andreis, quien fue el jefe de campaña de Horacio Rodríguez Larreta y tiene una relación familiar con Macri. Ex corredor de autos, fue jefe de bloque del PRO en la Legislatura y actualmente dirige el Ente de Turismo porteño.
Peña rechazó la editorial del diario La Nación que pedía un freno a los procesos contra delitos de lesa humanidad y, de paso, confirmó que el secretario de Derechos Humanos será Claudio Avruj, quien ocupa el mismo cargo en la Ciudad. Fue director ejecutivo de la DAIA entre 1997 y 2007. En el gobierno porteño, fue director de Relaciones Institucionales y tuvo un entredicho con Sergio Burstein a raíz del nombramiento de Jorge “Fino” Palacios frente a la Metropolitana.
Las sorpresas
El futuro jefe de Gabinete pasó rápidamente los tres nombres que más darán que hablar: Patricia Bullrich en Seguridad, Sergio Bergman en Medio Ambiente y Lino Barañao, que continuará en Ciencia y Tecnología. Con una extensa trayectoria que va de la JP al gobierno de la Alianza, donde fue ministra de Trabajo, a la Coalición Cívica y finalmente al PRO, Bullrich tendrá a su cargo las fuerzas federales. Peña confirmó que “se iniciará un proceso de traspaso de la Federal” a la Ciudad de Buenos Aires.
En el Ministerio de Medio Ambiente recalará Sergio Bergman, que se hizo conocido cuando junto al falso ingeniero Juan Carlos Blumberg cambió la letra del himno de “libertad, libertad, libertad” por “seguridad, seguridad, seguridad”. “Hay que juzgar a los terroristas subversivos”, propuso en uno de los reportajes con este diario el rabino de la tradicional sinagoga de la calle Libertad. Licenciado en Farmacia y Bioquímica, Bergman tiene masters en educación y en estudios judaicos.
La última sorpresa fue que continuará en Ciencia y Tecnología Lino Barañao. Peña afirmó que “Barañao condujo una de las políticas más exitosas. Macri pensó en él como la persona más capacitada. Lo consultó con la Presidenta y ella estuvo de acuerdo”.
Poco radical
Como era la idea original, los radicales recibieron sólo tres ministerios. En Comunicaciones (que fusionará la Afsca y la Aftic) estará el cordobés Oscar Aguad; en Defensa, el riojano Julio Martínez, y frente al Plan Belgrano, el tucumano José Cano. Se trata de un ambicioso plan de infraestructura en el NOA con 50 mil millones de pesos en cuatro años y otros 10 mil millones de dólares en infraestructura en diez años. En tanto, Buryaile no paga como radical. Lo eligieron por su rol con la mesa de enlace, cuando fue uno de los protagonistas de las protestas rurales de 2008. Peña concluyó: “La semana que viene Mauricio y Gabriela van a presentar a todo el equipo”.

Abel Albino: “El homosexual es una persona que tiene un problema”
Funcionario macri
El pediatra, médico de referencia del PRO, consideró además que “el sexo oral y anal es contra la naturaleza” y que la masturbación “es una adicción y condiciona a la persona”.
El doctor Abel Albino, pediatra cercano al PRO -que incluso había sonado como posible ministro de Salud- y que desde hace años lucha contra la desnutrición infantil a través de la Fundación Conin, dio su opinión sobre varias cuestiones sensibles como la homosexualidad, el sexo oral, el sexo anal y la masturbación.
Consultado sobre estos temas, muchos de los cuales el médico aborda en su libro “Gobernar es poblar ¿paternidad responsable o fornicación asistida?”, Albino cuestionó la “falta de responsabilidad en el sexo” que existe actualmente en la sociedad y agregó: “Libertad sin responsabilidad es libertinaje”.
“El sexo es una maravilla que tenemos para contribuir a la obra creadora de Dios. No para divertirse”, dijo Albino y añadió que el sexo está para “procrear y educar. Se educa con el ejemplo”.
Consultado sobre su opinión sobre la masturbación, Albino fue tajante: “La masturbación constituye una tiranía en la persona. Es una adicción. Eso lo condiciona y lo angustia, y hasta los hace llorar, lo he visto en el consultorio”.  Y continuó: “Hay personas que se masturban y jamás tienen una relación normal. Están con su marido o con su mujer y se van al baño para completar el ciclo”.
Al opinar sobre el sexo oral y anal, el médico consideró que son prácticas “contra la naturaleza”. “Uno no debe violar el orden natural, debe continuar el orden natural. Pero es un problema o decisión de cada pareja. Yo cumplo en decirles no lo hagan porque es peligroso”,  dijo Albino.  Y dio sus argumentos: “El recto es un órgano de excreción, no absorción. (Practicar sexo anal) trae problemas luego, puede generar incontinencia, y lastima y lesiona las mucosas porque no están preparadas para eso”.
En diálogo con Ernesto Tenenbaum en Radio con Vos, el pediatra definió la homosexualidad como “un problema por el que se consulta más de una vez”. Y sobre el origen, explicó que él no lo considera una enfermedad, si no un “problema multicausal, hay causas variables que provocan eso, como pueden ser violaciones dentro de la familia. Y otros casos en que no hubo esa violación pero igual se llega a eso”.
El médico, que se opone a que el Estado distribuya preservativos, dijo que rechaza esa política porque “el preservativo no sirve para prevenir el sida. Las soluciones al problema del hombre no son técnicas, si no éticas. Son decisiones que tenemos que tomar”.
Albino descartó que sus opiniones constituyan una contradicción. “No podemos frenar el virus del sida si no se combate con conductas éticas. Hay que dejar de lado el turismo sexual y se acaba el sida”. “No podemos en este momento estimular conductas de riesgo en los jóvenes, no debemos hacerlo. Si tengo que aconsejarlo, tengo que decirle que no corra riesgos, que no tenga relaciones con gente que no conoce, porque si no puede tener una enfermedad”.
Sobre el rol que ocupará en el gobierno de Mauricio Macri, Albino dijo que trabajará de la misma manera que viene trabajando, con los centros CONIN. “Si el gobierno decide abordar el tema de la desnutrición de acuerdo a nuestra metodología, se crearán los centros que sean necesarios”, concluyó.

Macri al Gobierno, las grandes multinacionales al poder
Macri gabinete
Mónica Arancibia, La Izquierda a Diario – El futuro jefe de Gabinete, Marcos Peña, develó el misterio y dio a conocer los nombres de los ministros que serán parte del gobierno de Macri. El equipo es integrado por ex gerenciadores de multinacionales, empresarios, y políticos que pasaron por distintas alianzas ahora reciclados en el “cambio”.
Algunos de los nombres eran conocidos como ex gerente de Shell, Aranguren, para energía, Prat Gay, el ex New Man, y hubo sorpresa con la “piba” Bullrich en Seguridad y, con el aval de Cristina, mantienen en Ciencia y Tecnología a Lino Barañao.
La incógnita todavía es la cartera de Trabajo, con un gabinete del mundo empresarial, deberán estar evaluando quién será el mejor gerente de RRHH para asignar al puesto vacante. En los próximos días, afirmó Marcos Peña, que se dará a conocer, así como los cargos restantes. El Ministerio de Planificación, que estuvo a cargo de Julio de Vido por 12 años, dejará de funcionar.
Macri, luego del portazo de Sanz, sumó algunos dirigentes del radicalismo, como el riojano Julio Martínez en Defensa, Oscar “El milico” Aguad (amigo personal y uno de los primeros en bregar desde Córdoba con el acuerdo con el PRO) en Comunicaciones, Ricardo Buryaile en Agricultura, y José Cano, a cargo del Plan Belgrano de infraestructura para el Norte, donde manejará alrededor de 30.000 millones de pesos.
Los ministros serán: Rogelio Frigerio (Interior); Alfonso Prat Gay (Economía); Susana Malcorra (Relaciones Exteriores); Esteban Bullrich (Educación); Jorge Lemus (Salud);Gustavo Santos (Turismo); Ricardo Buryaile (Agricultura); Germán Garavano (Justicia); Julio Martínez (Defensa); Patricia Bullrich (Seguridad); Francisco Cabrera (Producción); Guillermo Dietrich (Transporte); Juan José Aranguren (Energía y Minería); Carolina Stanley (Desarrollo Social); Pablo Avelluto (Cultura); Sergio Bergman (Ambiente). Además el nuevo gobierno creará el Ministro de Modernización, quién ocupará el cargo es Andrés Ibarra, quien ocupaba el mismo puesto en el gobierno porteño.
Hay equipo…empresarial y pro campo
Como señalamos en los PROntuarios del gabinete macrista, varios de los ministros designados son ex gerenciadores de empresas.
Juan José Aranguren: ministro de Energía y Minería. Ex presidente de Shell, compañía a la que ingresó en 1977. Fue un gran garante de las ganancias de esta multinacional que aumentó los precios de los combustibles sin tapujos. Se encargó de despedir y perseguir a sus trabajadores combativos y evadir todo lo que pudo las cautelares de reinstalación de los despedidos.
Alfonso Prat Gay: ministro de Hacienda y Finanzas. Fue asesor de la princesa Máxima Zorreguieta, de Amalia Lacroze de Fortabat, director de la J.P. Morgan. Estuvo al frente del Banco Central en los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.
Ricardo Buryaile: ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca. Dirigente de Confereraciones Rurales Argentinas (CRA), ganadero formoseño y de extracción radical. En el conflicto por la resolución 125 era vicepresidente segundo de Confederaciones Rurales Argentina (CRA). Buryaile mantiene buenas relaciones con las patronales del campo, con la dirigencia de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), CONINAGRO, y Federación Agraria Argentina (FAA).
Susana Malcorra: ministra de Relaciones Exteriores, es la actual jefa de Gabinete de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Trabajó catorce años en IBM en el área comercial, hasta que en 1993 dejó la compañía norteamericana para trabajar en Telecom Argentina. En marzo de 2001 se puso al frente de la iniciativa de ampliación de Telecom, y llegó a ser Directora General de la empresa. Durante su paso como gerenta general de Telecom, resolvió un recorte del 10 por ciento en los sueldos de los trabajadores telefónicos y realizó 400 despidos.
Francisco Cabrera: ministro de Producción. Fue el encargado de llevar adelante la política de Distritos Creativos, como el Distrito Tecnológico de Parque Patricios que fue creado en 2008. Fue fundador y CEO de la compañía de Fondos de pensiones Máxima AFJP. Desarrolló la mayor parte de su carrera en el holding financiero Grupo Roberts, y luego en el Grupo HSBC donde fue miembro del Directorio de La Buenos Aires Seguros, de Docthos y dirigió el sector minorista del banco. También fue Director Ejecutivo del diario La Nación e integró el directorio de los diarios del interior: Los Andes y La Voz del Interior.
Guillermo Dietrich: ministro de Transporte. Es economista egresado de la Universidad Católica Argentina, con un postgrado en Negociación de la misma casa de estudios y MBA Magna Cum Laude del IAE Business School de la Universidad Austral. Gran parte de su actividad se desarrolló en el sector privado. Es el ideólogo del Metrobus y las denominadas bicisendas.
Pablo Avelluto: ministro Cultura. Fue el coordinador del Sistema de Medios Públicos del Gobierno porteño. Fue Director Editorial de la Región Sur de Random House Mondadori Argentina. Antes fue Jefe de Prensa y Comunicación de Espasa Calpe, gerente de la editorial Planeta y responsable de la unidad de negocios de publicaciones periódicas de Torneos y Competencias (2000-2002). También fue gerente editorial de Estrada.
Carolina Stanley: ministra de Desarrollo Social. Fue Directora Ejecutiva de la Fundación Grupo Sophia, dirigida por Horacio Rodríguez Larreta. En 2007, Macri la asigna como Directora General de Fortalecimiento de la Sociedad Civil del Ministerio de Desarrollo Social, cargo que ocupó hasta fines de 2009.
Hernan Lombardi: Medios Públicos. Fue empresario de turismo, manejando varios emprendimientos como el complejo Torres de Manantiales de Mar del Plata. Luego, estuvo a cargo de la Secretaría de Turismo de la Nación durante el gobierno de Fernando De la Rúa. Desde el 2008, se desempeñó al frente del Ministerio de Cultura de Buenos Aires.
Andrés Ibarra: Modernización. Ministro de Modernización de la Ciudad, hizo carrera en el Grupo Macri, estuvo en Boca y ahora integra la mesa chica de Macri. Trabajo para Franco Macri y acompañó al presidente electo durante su paso por Boca Juniors. Declaró ante el juez Norberto Oyarbide, y fue sobreseído, por la causa de las escuchas ilegales.
También, nombró al ex CEO de LAN y ex funcionario bonaerense de Felipe Solá Gustavo Lopetegui y al titular fondo Pegasus, con oficinas en Buenos Aires y Bogotá, Mario Quintana, como Secretarios Generales que dependerán de la Jefatura de Gabinete, para coordinar los ministerios económicos.
Cambio o reciclaje, la piba a seguridad
La designada ministra de Seguridad del próximo gobierno, Patricia Bullrich, fue una de las sorpresas del anuncio. Lejos de todo cambio, Patricia supo reciclarse por varios gobiernos.
Bullrich fue diputada de Carlos Menem, Ricardo López Murphy, Elisa Carrio y Mauricio Macri, además de ser la primera ministra de Trabajo mujer en el gobierno de la Alianza UCR-Frepaso. También formó parte de la Coalición Cívica, Unión por todos, el menemismo y el macrismo, reemplazará a la ministra Cecilia Rodríguez, quien se desempeña en esa posición desde diciembre de 2013.
Los trabajadores recuerdan bien su paso por el Ministerio de Trabajo durante la presidencia de Fernando de la Rúa, ya que fue la encargada de aplicar el decreto que estableció la reducción del 13 por ciento de los haberes de los trabajadores estatales y de las jubilaciones, en el contexto de la llamada ley de déficit cero, cuyos montos fueran mayores a los 500 pesos argentinos convertibles a dólares estadounidenses al mismo valor.
La continuidad Barañao en Ciencia y Tecnología
El macrismo decidió dejar en manos del kirchnerismo el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación donde su titular, Lino Barañao, seguirá a cargo de esta cartera. Según informaron desde las redes sociales del ministerio, el funcionario “cuenta con el aval de la presidenta Cristina Fernández de Kichner” para aceptar la designación de su sucesor, Mauricio Macri. También indicaron que “es un reconocimiento a la política científico tecnológica que ha llevado a cabo este gobierno” saliente.
Un gabinete para el ajuste que vendrá
El macrismo designó un gabinete con ex gerenciadores de empresas y amigos de las patronales agrarias. Las multinacionales pueden celebrar porque sus ex CEOs harán todo lo posible para resguardar sus ganancias y por sus PROntuarios lo harán a costa de golpear sobre las condiciones de vida de los trabajadores con devaluación, mazazo a los salarios, tarifazos de los servicios públicos y transporte y nuevo endeudamiento. Si pueden cumplir sus planes o no, dependerá de la relación de fuerzas, pero no se puede dudar de sus intenciones.
La Argentina que se viene, es un país “atendido por sus dueños” o por los CEOs de sus dueños.

Macri, Prat-Gay y la economía de la transición: winter is coming
prat-gay-mauricio-macri-590x410
Leandro Navarro/Notas – La transición que sucederá formalmente el 10 de diciembre con el traspaso de la banda presidencial por parte de la presidenta Cristina Fernández a su sucesor Mauricio Macri, empezó a plantearse desde el mismo momento en que Daniel Scioli reconoció el pasado domingo 22 de noviembre su derrota en el ballotage.
Este proceso sin embargo dista mucho de jugarse solamente en el ámbito político administrativo así como en la elección de quienes ocuparán los diferentes cargos; el mercado y los principales agentes económicos que en el intervienen tienen mucho para decir sobre lo que sucederá de acá al 10 de diciembre.
Conocidos los números tras la primera vuelta y la diferencia de tan solo tres puntos entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, así como el aura de vencedor que rodeó a este último, las acciones líderes rebotaron en la Bolsa de Buenos Aires desde aquel lunes de octubre poselectoral, registrando un suba del 23,3% promedio.
A partir de aquella fecha y hasta hoy, con la victoria de la alianza Cambiemos ya consumada, el actual equipo económico comenzó a librar una fuerte pulseada para contener presiones devaluacioncitas y alza inflacionaria.
Buscando adelantarse a cualquier futura devaluación sectores que controlan importantes segmentos de la economía comenzaron a subir precios en rubros tan diversos como el de insumos para imprentas y alimentación, carnes o harinas, con incrementos que van del 10% al 50%. Por otra parte desde la Cámara de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (Cedeapsa), que nuclea a los supermercados chinos, se denunció un 10% de aumento en alimentos enlatados. Los productos de Precios Cuidados si bien no fueron alcanzados por estas acciones se comenzaron a entregar en menor cantidad.
Tiempo atrás el futuro ministro de Economía designado por Macri, Alfonso Prat-Gay, había adelantado que según su mirada el tipo de cambio oficial no afectaba a nadie, mientras los otros (paralelo, turista, ahorro) si lo hacían.
“La propuesta nuestra es unificar todo en un precio, da lo mismo ser productor, consumidor, ahorrista, turista o inversor”, señaló en aquel entonces el ex JP Morgan, y concluyó: “El precio del dólar es uno y lo que va a suceder es que va a subir el oficial, que no afecta prácticamente a nadie, y van a bajar todos los otros, que afectan a la gran mayoría de la población”. Con estas declaraciones Prat-Gay buscaba instalar la idea de que la devaluación ya se había realizado, omitiendo que la gran mayoría de las operaciones de importaciones y exportaciones se hacen al valor del tipo de cambio oficial.
El planteamiento de Prat-Gay fue luego confirmado por Mauricio Macri, quien durante la campaña aseguró que va a existir a partir del 10 de diciembre un único tipo de cambio y un levantamiento de los controles existentes hasta la fecha, el llamado “cepo”.
Sin embargo, pese a lo sostenido como promesa de campaña y con las elecciones del domingo concluidas, desde el equipo económico del PRO aun no parece haber certezas sobre en qué valor fijar al dólar tras el recambio presidencial.
Mientras en la conferencia de prensa brindada el lunes 23 el líder del PRO sostuvo que los controles cambiarios se van a levantar recién cuando la economía esté “ordenada y realmente genere las condiciones para volver a crecer y vuelva la inversión”, evitando dar mayores precisiones sobre el asunto, al día siguiente afirmó categóricamente que desde su primer día como presidente “va a haber un único dólar para todos. El cepo ya no tiene sentido porque dejaron pelado el Banco Central. No hay más dólares. El cepo fue un error gravísimo, pero podía tener algún sentido si hubiera todavía 20 mil millones de dólares”. Estas diferencias parecen vislumbrar que aun dentro del propio económico continúa el tironeo sobre estas cuestiones.
La pulseada por el tipo de cambio no se agota, sin embargo, en el rumbo que pueda elegir Macri y su gabinete. Mientras el país se preparaba para el ballotage, el día anterior y por medio de una circular del Banco Central, su titular Alejandro Vanoli obligó a los bancos a reducir sus posiciones en dólares del 15% al 5%. Si bien dichos dólares no se computan en las reservas del Central, si permiten mantener cierto nivel de liquidez en el mercado, resistiendo presiones para devaluar.
El valor del dólar y el levantamiento del cepo también llegaron al sector agropecuario, quien viene reclamando el fin de las retenciones para el trigo y el maíz, como parte de una “normalización”, tal como fue definida por Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural.
Fue el propio Etchevehere quien le recordó a Macri que “hay 8800 millones de dólares en granos guardados, que es lo que quedaría por vender”. “Levantar el cepo cambiario influye y entendemos que eso es lo que se va a hacer. Además, si sacan retenciones al trigo y al maíz esto se vendería a fin de año sin retenciones y eso significa volver a la normalidad”, sostuvo el titular de la entidad rural.
Según los datos consignados el sector agropecuario mantiene aún sin liquidar 17,2 millones de toneladas. La liquidación de divisas al 20 de noviembre era de un 19,3% menor que para el mismo periodo del año anterior, y en relación a esta misma semana pero de noviembre de 2014 la diferencia llega a un 72% menos.
En esta misma línea de política económica, Macri señalo que se reformará la Carta Orgánica del Banco Central para devolverle el grado de autonomía que Cristina Fernández modificó tras remover a su entonces presidente Martin Redrado, en enero de 2010, acusado de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
La autonomía de la entidad monetaria es un reclamo siempre presente del lobby empresarial y apunta a la posibilidad de dirigir la política monetaria y financiera sin control del propio Ejecutivo nacional.
Mientras se acerca la asunción del electo presidente, las expectativas por una futura devaluación comienzan a hacerse presente entre los agentes formadores de precio. Al saludo por parte de las cámaras agropecuarias que recibió Macri, se sumó el del Foro de Convergencia Empresarial, entidad que nuclea a 75 poderosas organizaciones empresariales.
Por su parte la calificadora de riesgo Moody’s subió la nota de la perspectiva de deuda argentina de “estable” a “positiva”. “La llegada de Mauricio Macri a la presidencia de la Nación incrementará las probabilidades de implementación de políticas crediticias entre las cuales se incluye la resolución de la disputa con los acreedores holdout”, sostuvieron desde la calificadora, abriendo la puerta a un nuevo ciclo de endeudamiento.
Todos estos sectores esperan que el equipo económico de Cambiemos tome las medidas que entre globos de colores y revolución de la alegría, se vienen pregonando desde hace tiempo.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG