Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

2 de abril de 2016

Piloto de narcoavioneta capturada en República Dominicana es activista opositor

El piloto del avión venezolano capturado con 359 kilos de cocaína durante el Jueves Santo en República Dominicana, es activista de la oposición de derecha tal como se evidencia en el contenido de su perfil personal en la plataforma social Facebook, donde abundan imágenes y memes dirigidos a descalificar al gobierno y a los lideres fundamentales de la Revolución Bolivariana.


Carlos Justiniano Núñez 
Se trata del capitán Carlos Luis Justiniano Núñez, de 55 años de edad, quien piloteó la aeronave Cessna Titan 404, siglas YV2708, en cuyo interior las autoridades antidrogas dominicanas incautaron el cargamento de alcaloides. Junto al piloto fueron capturados el copiloto, dos pasajeros y otro venezolano que los fue a buscar al aeropuerto de Santo Domingo.
 
Entre las imágenes colgadas por el aviador se encuentra una que dice “Termina de cerrarle los ojos al hijo de puta” en alusión a la ya iconográfica silueta de los ojos del Comandante Chávez.

Asimismo, colocó otras donde se hace burla del actual mandatario,Nicolás Maduro, e incluso algunas que estigmatizan a grupos sociales como los motorizados, con un meme que reza: “Este hallowen en Venezueladisfrazate de motorizado y causarás terror”.

También hay fotografías de movilizaciones opositoras donde Justiniano participaó, y por supuesto, comentarios a favor de las posturas de los líderes de la derecha.

El hallazgo contradice abiertamente el intento de medios nacionales e internacionales de vincular este intento de traficar drogas, con el Gobierno Nacional, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y militantes del chavismo.

Incluso el diario del sur de Florida, Miami Herald, montó una olla el pasado lunes pretendiendo relacionar la participación de funcionarios diplomáticos en la cumbre de la Celac que se realizaba en la capital dominicana, con una ofensiva para presionar por la libertad de los traficantes.

Sin embargo el interés por confundir no sólo se origina en una práctica rutinaria de ligar al bolivarianismo con el tráfico de drogas, sino fundamentalmente porque la verdadera conexión de los traficantes es con la propia inteligencia estadounidense.

Resulta que el capitán Justiniano fue reportado como detenido enGuinea-Bissau en 2008, durante una operación antinarcóticos en la que resultó aprehendido el también aviador Carmelo Vásquez Guerra, involucrado en el transporte de más de 5 toneladas de cocaína en un DC-9 con siglas de EEUU perteneciente a una compañia fachada de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en abril de 2006, según informó el blog La Tabla.

El incidente en el que está involucrado Justiniano ocurrió el 12 de julio de 2008, cuando un avión tipo Gulfstream 2 con matrícula N351SE aterrizó en el aeropuerto internacional de Guinea Bissau, en la costa occidental deÁfrica, reseñó la revista mexicana Proceso, en una nota publicada en septiembre de ese mismo año.

Transportaba media tonelada de cocaína procedente de Venezuela, según se desprende de una ficha informativa de la Policía Nacional de España basada en datos de la DEA, cuya copia dice poseer la revista.

La aeronave fue acordonada por militares de ese país, quienes protagonizaron un violento altercado con un grupo de policías que tenía órdenes de asegurar el avión.

Tres tripulantes venezolanos, Carmelo Vásquez Guerra, Carlos Luis Justiniano Núñez y Daniel Aguedelo Acevedo fueron detenidos, al igual que dos funcionarios de la torre de control del aeropuerto y tres policías, quienes, al parecer, eran cómplices de los narcotraficantes.

Sin embargo, poco tiempo después la droga desapareció. La oficina de la ministra de Justicia de Guinea Bissau, Carmelita Pires, “apoyada porInterpol, la DEA y el FBI, revisó el avión que había aterrizado el 12 de julio, un perro detector de Interpol indicó que en el jet privado hubo droga, pero ya no la encontraron ahí cinco días después de que el avión aterrizó” Así lo declaró Antonio Mazzitelli director para África Occidental de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen, el pasado 2 de agosto a la agencia Associated Press.

El 17 de agosto de ese mismo año el juez de procedimientos penales Gabriel Djedju, decretó la libertad de cuatro detenidos por el caso, incluyendo a los tres tripulantes supuestamente venezolanos. El Consejo Superior de la Judicatura de Guinea Bissau suspendió al magistrado e inició una averiguación pero ya el grupo había logrado salir del país.

Tomado de www.conelmazodando.com.ve

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG