Cervantes

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.

MIGUEL DE CERVANTES
Don Quijote de la Mancha.

23 de mayo de 2016

Brasil estremecido por las masivas protestas populares

Más de 200.000 personas tomaron las calles de ocho grandes ciudades de Brasil en manifestaciones que se hicieron violentas, para protestar contra el aumento del boleto, los gastos de la Copa del Mundo, y otros temas de repercusión social. Vea las imágenes de las protestas.
Masivas protestas en las principales ciudades de Brasil contra los gastos del gobierno. Foto: AP

San Pablo y Río de Janeiro | O Globo / GDA Y AFP
En Río de Janeiro, 100.000 personas ocuparan las calles del Cengtro y al final de la protesta un grupo minoritario tuvo choques con la Policía, en las cercanías de la Asamblea Legislativ, donde lanzó cócteles molotov, incendió un vehículo y depredó lugares públicos. Mientras, en San Pablo, al menos 65.000 personas expresaron pacíficamente sus reclamos en las principales avenidas de la ciudad, en Porto Alegre, hubo 15.000 participantes de la marcha frente a la Alcaldía, y al final hubo enfrentamientos con la Policía en la Avenida Ipiranga. En Belo Horizonte, más de 20.000 manifestantes recorrieron varias cuadras, pero las autoridades impidieron que accedieran al Estadio Minerao, lo que generó escenas violentas. Las unidades policiales utilizaron balas de goma y gas lacrimógeno.
También se produjeron protestas en Fortaleza, Salvador y Brasilia.
En el caso de la capital brasileña, más de 200 manifestantes lograron subir al techo del Congreso nacional, portando la bandera del país.
"Llegamos a la casa del pueblo. Es el primer paso para demostrar que no somos un pueblo muerto, pensaban que pararíamos para ver el fútbol pero Brasil no es solo eso", dijo Bruno Pastrana, un estudiante de 24 años, sentado en el techo del Congreso junto a sus amigos.
Unas 5.000 personas rodearon el entorno del Congreso, según la Policía.
A pocos metros del Congreso, la seguridad del Palacio Presidencial fue reforzada ante la posibilidad de que los manifestantes se encaminaran en esa dirección.
En términos coincidentes, los manifestantes, convocados a través de las redes sociales y sin liderazgo político o social definido y visible, denuncian el incremento de los costos del transporte y piden más inversiones en este sector, así como en salud y en educación. Entre sus reclamos aparecen mejores perspectivas para los jóvenes, especialmente en la educación y en el trabajo. Uno de los puntos expresados con mayor vehemencia son los gastos, que consideran desmsurados, que realiza Brasil para la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos. Piden que el dinero se destine a vivienda, salud y educación pública de calidad.
Si bien las movilizaciones comenzaron con la participación casi exclusiva de jóvenes, después se fueron sumando personas de otras edades que expresan los mismos reclamos e inquietudes.
Las manifestaciones comenzaron hace unos 10 días en Sao Paulo a raíz del alza del boleto de bus, tren y metro de 1,5 a 1,6 dólares, días antes del inicio de la Copa Confederaciones, un ensayo general del Mundial-2014 entre los campeones de cada continente, lo cual les ha dado una fuerte visibilidad dentro y fuera de fronteras.
"Las manifestaciones pacíficas son legítimas y propias de la democracia", dijo la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. "Es propio de los jóvenes manifestarse", aseguró en un comunicado divulgado por el blog de la Presidencia.
Estas son las mayores protestas callejeras en 21 años en Brasil -donde la población no acostumbra salir a la calle a expresar su descontento-, desde las manifestaciones de 1992 contra la corrupción del gobierno del expresidente Fernando Collor de Melo, que renunció durante su juicio político ante el Senado.
Las protestas ocurren en un momento de magro crecimiento económico en Brasil y una inflación en alza. Recientes encuestas señalaron por primera vez una caída en la aprobación del gobierno de Rousseff, sobre todo entre los más jóvenes y más ricos.

Alerta Venezuela

No dejen de ver este conmovedor video

LatinoAmérica Calle 13

Así preparan la cocaína: un cocktel de venenos.

The American Dream

Facebook, Israel y la CIA


La Revolucion de la Clase Media

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

Descontento en el corazon del capitalismo: el Reino Unido

La Ola se extiende por todo el mundo arabe : Bahrein

La Caida de un Mercenario

La Revolucion no sera transmitida (I)

(II) La revolucion so sera transmitida

(III) La Revolucion no sera transmitida

(IV) La Revolucion no sera transmitida

(V) La Revolucion no sera transmitida

(VI) La Revolucion no sera transmitida

(VII) La revolucion no sera transmitida

(VIII) La Revolucion no sera transmitida

Narcotrafico SA

La otra cara del capitalismo...

Manuel Rosales mantenia a la oposicion con el presupuesto de la Gobernacion del Zulia...

El petroleo como arma segun Soros

Lastima que se agacho...

El terrorismo del imperio

Promocional DMG

Uribe y DMG